Peris deja caer a Monterde tras la presión de Podemos y pide su destitución

El concejal de València en Comú, Jordi Peris, junto a Rafael Monterde, a quien promocionó en el Ayuntamiento. JOSÉ CUÉLLAR

La plataforma València en Comú ha emitido este domingo un comunicado en el que pide abiertamente la marcha o la destitución de Rafael Monterde, gerente de las fundaciones municipales InnDEA y Crea, tras conocerse que asesoró a la banda del ex conseller Rafael Blasco que malversó el dinero de las ONG. La decisión se tomó ayer en una reunión monográfica en la que las distintas corrientes que integran València en Comú, sobre todo Podemos y Més en Comú, trasladaron su malestar por los correos de Monterde publicados por EL MUNDO.

Jordi Peris, portavoz municipal de València en Comú y uno de los apoyos del hasta ahora responsable de Las Naves junto al concejal de Transparencia Roberto Jaramillo, trasladó ayer a la mesa de coordinación su decisión de que Rafael Monterde no continúe al frente de Las Naves.

En el caso de que presente su renuncia por iniciativa propia se aceptará, y en caso contrario se procederá a su destitución.

El comunicado recuerda que “esta decisión concuerda con lo exigido por Podemo València en su comunicado del viernes, y con la mayoría de esta mesa de coordinación, puesto que creemos que las implicaciones con el caso Blasco son incompatibles con la continuidad de Rafael Monterde como director gerente de Las Naves”.

“Desde València en Comú seguimos trabajando por un cambio político profundo y real en la ciudad de Valencia”, concluye la nota.

Los argumentos de Monterde

La decisión se tomó sólo unas horas después de que el gerente de InnDEA y Crea emitiera otro comunicado en el que aseguraba que se intercambió correos con la trama porque estaba infiltrado en la Conselleria de Blasco.

«Me vi obligado a desarrollar progresivamente una actitud de compadreo para generar confianza y no despertar sospechas, especialmente cuando los medios con los que contacté comenzaron a publicar sobre posibles irregularidades», subrayó.

«Ello explica», continuaba el comunicado, «el tono de algunas de las comunicaciones que mantuve con personas investigadas en la causa, especialmente con Marc Llinares, quien era responsable del trabajo que me fue encargado originalmente. En algunos casos, incluso tuve que emplear términos peyorativos sobre actores del sector que cuentan con todo mi respeto por su trabajo». Llinares era, según el auto de procesamiento de las piezas dos y tres del caso Cooperación, uno de los jefes del grupo criminal.

Sin embargo, el sumario no recoge ninguna declaración o supuesta confesión de Monterde en relación a estos hechos. Ni siquiera sobre la estrategia que siguió Rafael Blasco para ocultar la adjudicación irregular del hospital de Haití, un proyecto por el que Tauroni esperaba ganar al menos dos millones de euros, según consta en la resolución judicial. Además, el día que declaró como testigo y la juez le preguntó por los correos, tampoco hizo referencia a esa actitud de «compadreo» para generar confianza y delatar a los investigados.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa