Goirigolzarri: "Hay luz al final del túnel porque los tipos subirán en 2018"

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su intervención en la junta de accionistas celebrada ayer en Valencia. BIEL ALIÑO

Goirigolzarri se compromete a defender a los accionistas minoritarios en la fusión con BMN

Bankia sólo ve «solapamiento» de oficinas con BMN en Alicante

25/03/2017 08:41

Los tiempos de dificultades para hacer rentable el negocio bancario están cerca de llegar a su fin. El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, confesó ayer ser «muy optimista» ante el cambio de ciclo que se avecina. Este ejercicio todavía será «duro y exigente en términos de resultados» pero atisba el inicio de una nueva etapa para el sector: «Desde que estoy en Bankia es la primera vez que veo luz al final del túnel porque en algún momento de 2018 veremos una subida en los tipos de interés».

El aumento en el precio del dinero resulta, a su juicio, clave para impulsar el balance de una entidad que es «muy sensible a la evolución de los tipos». No es el único hito que está por llegar. En los próximos meses, Bankia se liberará de las restricciones impuestas por Bruselas tras el rescate, vinculadas a la recepción de ayudas públicas. Sin los corsés de Europa, el banco podrá competir en igualdad con el resto de entidades españolas, al tiempo que se abrirán nuevos campos de crecimiento hasta ahora vetados.

El crédito promotor figura entre ellos, pero también las operaciones de fusión. Como la que se plantea ahora el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria con el BMN. «Si Bankia puede afrontarla es por su fortaleza financiera y porque hemos cumplido con los objetivos del plan de reestructuración», subrayó ayer José Ignacio Goirigolzarri, que se comprometió ante la junta de accionistas celebrada en Valencia a defender los intereses de los minoritarios en este proceso.

Ayer mismo, el consejo de administración acordó crear una comisión para el seguimiento y supervisión de esta fusión en la que participarán exclusivamente consejeros independientes. «Debemos hacer un ejercicio muy riguroso y profesional para analizar la operación y proponer una alternativa si no se dieran las condiciones», continuó el presidente de Bankia, a quien la junta renovó su confianza para que continúe al frente de la entidad cuatro años más.

Goirigolzarri se refirió también al proceso exprés para reintegrar el importe de las cláusulas suelo, que arrancó el pasado 3 de febrero. Desde entonces, la entidad financiera ha recibido cerca de 33.000 solicitudes y se ha devuelto 127 millones de euros a 25.000 afectados. El ejecutivo bilbaíno confía completar los reembolsos a finales de abril, en apenas un mes, a través de una vía que evita al banco cuantiosos gastos judiciales.

A pesar del descenso en los beneficios al cierre del pasado ejercicio, el presidente de Bankia sacó pecho tanto de los progresos en la gestión y el gobierno corporativo como de la fortaleza de los balances de la entidad. «Es el más eficiente, rentable y solvente de entre los seis grandes bancos españoles en sus actividades en nuestro país», sentenció. De hecho, la junta aprobó ayer un nuevo reparto de dividendo de 317 millones de euros, un 5% superior al de 2016. Los accionistas respaldaron también la agrupación de sus acciones en circulación, una operación conocida como contrasplit, para elevar el valor de sus títulos, que pasarán a tener un valor nominal de un euro.

La de ayer fue, además, la primera junta de Bankia en la que no se registraron protestas en la calle. La conflictividad en el interior también fue mínima. La mayor parte de las intervenciones críticas se correspondieron con sindicatos y representantes de los trabajadores. La junta se cerró en menos de tres horas. Un hito hasta la fecha.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa