El cogerente de la nueva Imelsa presenta su dimisión

Víctor Sahuquillo. B.P.

Víctor Sahuquillo ha entregado esta tarde una carta de dimisión al presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez

Traiciones y amenazas en la nueva Imelsa

La Diputación quiere vaciar la nueva Imelsa y deja en el aire a los gerentes

14/12/2016 19:34

Víctor Sahuquillo, cogerente de Divalterra, la sociedad que sustituyó a Imelsa, ha presentado esta tarde una carta de dimisión al presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez. Lo hace después de conocerse en las últimas semanas que había cargado dietas a la empresa que incluían bebidas alcohólicas y que incluso se había alquilado un coche para uso privado fuera del horario laboral.

La salida llega después de que Rodríguez calificara de “error” las actuaciones de Sahuquillo pero no se mostraba partidario de su destitución, pese a que los planes pasan por vaciar de contenido la empresa y proceder a su liquidación.

Sahuquillo, que ya ha abonado los 252,60 euros de las bebidas que consumió, ha decidido precipitar su marcha. “Soy consciente de los errores que he cometido durante el ejercicio de mi cargo en Divalterra. Mi máxima prioridad desde el primer momento ha sido pedir perdón por ello y mostrar mi máxima predisposición para solucionarlos”,dice en la carta.

“No obstante, durante estas últimas semanas he sufrido en primera persona una campaña orquestada por partidos políticos con la finalidad de equiparar unos determinados errores con delitos, y así rentabilizarlo políticamente”, insiste Sahuquillo.

De hecho, el cogerente ha recibido en los últimos días los ataques de la oposición, pero también amenazas a través de un correo electrónico remitido por José Luis Vera, el responsable de los servicios jurídicos de Imelsa apartado de sus funciones por contratar a una antigua socia de despacho, Emma Ramón, para gestionar la acusación particular del caso Taula un año antes de que el magistrado-instructor, el juez Víctor Gómez, la acordara. Ramón también aparece en varias resoluciones judiciales como legal representante de José Manuel Orengo, ex número tres del PSPV, y concejales socialistas de Gandía.

“Debo asumir las responsabilidades políticas derivadas de mis actos. Mi conciencia no me permite que sobre los errores que yo he cometido se construya un relato que tape aquellos que verdaderamente se tienen que enfrentar a

la justicia”, sentencia antes de pedir al presidente de la Diputación que proceda a su cese.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa