Echávarri cede las competencias de Comercio acosado por los escándalos

El alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, en un acto en el Mercado Central. MANUEL LORENZO

El alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, ha anunciado hoy su intención de delegar las competencias de Comercio, que lleva ejerciendo desde el inicio del mandato, para que se ocupe “otro concejal socialista”, ha explicado en una entrevista en Cope Alicante.

Realmente el área de Comercio ya existe, y dispone de asesores y técnicos municipales. De hecho, también se ocupa de la promoción de la hostelería, hasta el punto de que en su página web se puede encontrar información sobre establecimientos de este tipo. El matiz es que el primer edil decide dejar las competencias tras el aluvión de escándalos que ha protagonizado, principalmente relacionados con las contrataciones realizadas en la campaña de Navidad.

Actualmente la Fiscalía Anticorrupción está investigando a Echávarri por un presunto fraccionamiento de contratos en Comercio. Tanto el jefe de servicio como el interventor municipal han emitido sendos informes en los que muestran sus dudas sobre si casi 190.000 euros en contratos menores podrían haberse agrupado en tres grandes bloques que deberían de haber salido a concurso público.

El primer edil ha asegurado en la entrevista que los “contratos menores no son ilegales”, a pesar de que la naturaleza de la investigación o de los informes municipales no tiene nada que ver con el concepto de contrato menor. En realidad el fraccionamiento implicaría una voluntad de dividir un mismo concepto para esquivar la libre concurrencia, lo que podría suponer un delito de prevaricación.

No es el único escándalo que Echávarri ha protagonizado relacionado con el uso del dinero público en esta Concejalía. Tal como reveló este diario, el interventor municipal tumbó un pago de 3.000 euros que el alcalde pretendía hacer para comprar 83 pins de plata, a 30 euros (IVA no incluido) cada uno. Esta factura pasó todos los filtros de Comercio y llegó a Intervención, donde finalmente fue desechada.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa