Climent relega a 2019 las ayudas en las comarcas críticas con el plan industrial

El conseller de Economía, Rafael Climent, durante un acto en Alicante. E.M.

Ivace impulsará su proyecto territorial: atenderá 14 demarcaciones en 2018 y otras 11 en 2019

Buñol y Requena-Utiel, las más críticas con el reparto de fondos, se incluyen en el último grupo

24/12/2016 09:08

La Conselleria de Economía ya ha definido cómo distribuirá los fondos vinculados al plan de reindustrialización por comarcas durante 2018 y 2019 tras la rebelión territorial que provocó el reparto de los presupuestos para el próximo ejercicio. El Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) pretende que el programa de ayudas alcance a las 34 divisiones administrativas antes de que finalice la actual legislatura. Para ello se intensificará el desarrollo de inversiones a fin de atender un total de 14 comarcas en 2018 y otras 11 en 2019, desveló la directora general, Júlia Company, en el último consejo de dirección de Ivace, que tuvo lugar el pasado jueves.

Según el plan anual de actividades, al que ha tenido acceso este diario, las demarcaciones que se mostraron más críticas con la asignación de recursos en 2017 -primera edición del plan-, han quedado relegadas a la última fase del cronograma que maneja la Conselleria. Sobre el papel, sus polígonos industriales tendrán que aguardar dos años para acceder a este programa de subvenciones. En este grupo se encuentra Requena-Utiel, donde el PSPV comarcal presentó mociones en todos los municipios para protestar por la distribución de las ayudas; pero también la Hoya de Buñol, una de las áreas con mayor tradición industrial de la provincia de Valencia. Su capital, Buñol (donde gobierna Esquerra Unida), también aprobó hace algunas semanas una moción en esta misma línea. Al igual que Llíria que, sin embargo, no sufrirá consecuencias. Las inversiones de Ivace llegarán al Camp de Túria (donde se encuentran algunos de los centros logísticos más potentes de la región) un año antes. En 2018.

En el furgón de cola del programa de ayudas (porque se programan en la última anualidad) emergen un total de once comarcas: L’Alcalatén, L’Alt Millars y L’Alt Palancia en Castellón; Requena-Utiel, La Vall de Cofrents, la Hoya de Buñol y las dos Riberas, en la provincia de Valencia; y las Marinas (alta y baja) y L’AltVinalopó en Alicante.

El plan de ayudas a la reindustralización de las comarcas, que Ivace ha focalizado en proyectos de mejora de polígonos industriales, generó una fuerte oposición entre las demarcaciones que quedaron inicialmente fuera de las subvenciones públicas. Algunas de estas comarcas han protestado por el sistema de reparto a través de mociones municipales, aunque la mayoría ha optado por transmitir las desavenencias a la Generalitat siguiendo los cauces internos.

El programa de actuaciones que finalmente ejecutará Ivace el año próximo poco tiene que ver, sin embargo, con el que se contemplaba en el anteproyecto de ley de Presupuestos. Durante la fase de enmiendas, la planificación inicial ha sufrido importantes modificaciones. Cambian las comarcas beneficiarias pero también la cuantía de las subvenciones. Por ejemplo, se detraen 335.000 euros de las ayudas previstas en La Vega Baja, La Safor y Els Ports (finalmente dispondrán de 2,3 millones de euros cada una) que irán a parar a los institutos tecnológicos.

El plan que se ha aprobado finalmente también clarifica el ámbito territorial de los fondos de 2018. Los asignados a Els Ports se extienden, además, a l’Alt y Baix Maestrat (una demarcación mucho más industrial), al tiempo que se limita aElComtat, La Vall d’Albaida y L’ Alcoià la partida hasta ahora dirigida a las comarcas centrales. Las tres sumarán 9,95 millones de euros – la cuantía más importante en 2017-, aunque se elimina uno de los agravios comparativos que más críticas suscitó. El Consorcio de las Comarcas Centrales ya no será el beneficiario directo de esta subvención, sino que tendrá que presentar su proyecto en un concurso público. Primará, en este caso, la concurrencia competitiva para la asignación de recursos. Como se había previsto, de hecho, en el resto de provincias.

Este plan comarcal es uno de los pilares sobre los que se sustenta la nueva estrategia de reindustrialización en la que trabaja la Conselleria de Economía, que abordará este objetivo desde una doble visión: la sectorial y la territorial.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa