Alberto Fabra aprobó 9,3 millones para la Fórmula 1 tres meses después de caer Francisco Camps

El ex presidente de la Generalitat Valenciana y actual senador, Alberto Fabra, dentro de un bólido de Fórmula 1. EL MUNDO

El ex presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, aprobó otra modificación presupuestaria en el año 2011, de 9,3 millones de euros, para que las empresas públicas que asumieron los costes derivados del Gran Premio de Europa de Fórmula 1 tuvieran liquidez.

El dinero salió de la partida presupuestaria de la Generalitat «gastos diversos» y el acuerdo se tomó en octubre de 2011, tres meses después de la dimisión de Francisco Camps como presidente de la Generalitat por su implicación en el asunto de los trajes del caso Gürtel, del que resultó absuelto por un jurado popular.

El informe pericial que la Intervención General ha entregado al juzgado que investiga el pufo de la Fórmula 1 incluye esta modificación en el presupuesto de la Generalitat y varios anticipos a las empresas públicas a través de la caja fija. Las modificaciones presupuestarias bajo sospecha judicial se acordaron a partir del año 2009, fecha en la que Valmor, la sociedad privada que debía asumir los costes generados por el pago del canon a Bernie Eclestonne, trasladó a la Administración autonómica que no tenía dinero.

En concreto, la sociedad pública que recibió los 9,3 millones de euros en octubre de 2011 es Circuito del Motor Ricardo Tormo de Cheste. El número de expediente que identifican los peritos en su informe corresponde a una «transferencia de crédito entre secciones, por importe global de 22,5 millones de euros», según especifica el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana (DOCV).

De ese importe total, 9,3 millones se destinaron a «financiación de operaciones corrientes» a través de una ampliación de capital. En 2012 Circuito del Motor autorizó pagos por valor de 6,3 millones de euros y en 2013 por tres millones de euros. Este dinero se suma al que autorizó el Consell de Camps en 2011: 17,3 millones de euros que se inyectaron a Sociedad Proyectos Temáticos, la otra empresa pública que financió al evento, pese a que la competición no iba a costar ni un euro público.

Ayer, la responsable jurídica de los socialistas valencianos y portavoz adjunta del PSPV en las Cortes, Ana Barceló subrayó que «sólo la ambición personal desmesurada de Francisco Camps explica que fuera capaz de desviar fondos destinados al fomento del empleo juvenil y del turismo al pago de la Fórmula 1» en referencia a los proyectos que se vieron afectados por la minoración de crédito de aquella modificación presupuestaria.

En este sentido, la dirigente del PSPV señaló que Camps «quería seducirnos con las carreras de coches, pero sólo consiguió empobrecernos hasta niveles alarmantes» y denunció que «mientras él y su Consell vendían a la sociedad valenciana que con la llegada de los grandes eventos nos habíamos convertido en un foco de atracción para la inversión, la realidad era que nos habíamos convertido en un foco de atracción para la corrupción y para las empresas que buscaban beneficios para el PP».

De esta forma, Ana Barceló se mostró convencida de que «lo único que le interesaba a Camps y a su gobierno era vender la imagen del presidente, sin importarle en ningún momento los intereses de los valencianos o de la Comunidad ni los costes que sus decisiones acarrearan» y lamentó que «en lugar de frenar estas barbaridades políticas por las que los dirigentes populares tendrán que asumir responsabilidades y poner orden, Fabra prefiriera una huida hacia delante y continuaran con la misma política».

El informe de la Intervención se ha adjuntado a la pieza separada del caso Valmor que no está secreta.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa