Qué puede mirar el Real Madrid a través de la ventana que le abre el TAS

21.12.201605:00 H. – Actualizado: 1 H.

Al Real Madrid no le apetece en absoluto que se acabe el 2016. Cada día que se sucede de estos últimos de este año se produce alguna noticia positiva que aumenta la felicidad de la parroquia blanca. En pocos días, el Madrid ha disfrutado de manera imparable del Balón de Oro de Cristiano Ronaldo, la consecución del Mundial y, antes de acabar diciembre, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) le ha confirmado que va a poder fichar en el mercado de verano previo a la próxima temporada. Toda estas buenas nuevas acumuladas en poco más de una semana. No cabe de gozo Florentino Pérez, sus jugadores y la afición. Todo sale bien.

Las dos primeras cuestiones otorgan un mayor nivel de lustre a la ya histórica celebridad del Real Madrid, la segunda permite tener unas opciones que hasta hace un día no existían de reforzar una plantilla ya realmente potente y difícil de mejorar. Abre un abanico de posibilidades enorme, pues el Madrid siempre se ha caracterizado, sobre todo desde que Florentino es presidente, de peinar el mercado y contratar a lo mejor que hay disponible, incluso cuando puede que no sea especialmente necesaria tal o cual incorporación. Cierto es que en los últimos tiempos, la parcela deportiva madridista, pese a no contar con un director de área específico, ha cuidado mucho más las necesidades del equipo y ha cubierto los huecos necesarios, sin sobrepoblar determinadas posiciones, como sí sucedió en épocas pasadas.

Que el TAS le haya reducido la sanción y solo le impida inscribir en una ventana de traspasos, la que se abre el próximo 2 de enero y se cierra el 31 del mismo mes, hace que se empiece a pensar en qué hará el Madrid, tanto en el apartado de entradas como de salidas, las cuales parecen menos destacables a este respecto, pero de las cuales sin duda dependerá que puedan entrar otros jugadores de fuera, tanto los que están cedidos como los que serán fichados.

De hecho, para analizar qué puede venirle bien al Madrid del próximo verano es indispensable tener claro quiénes pueden ser los jugadores que pueden abandonar la plantilla. Y en estos instantes, hay un jugador que dejaría de pertenecer al equipo blanco el 30 de junio si no se pone remedio: Pepe acaba contrato y es de todos los pesos pesados el único que no ha renovado. Y no está claro que lo vaya a hacer. El portugués tiene 33 años, cumple 34 en febrero y pese a que su nivel no se ha visto afectado por la edad, en el Madrid consideran que ha cumplido ya su papel en el equipo, que hay sustitutos que van a estar a la altura y, de ofrecerle ampliar su vinculación, sería más por su trayectoria de diez temporadas en el Bernabéu que porque realmente se le considere necesario.

Alaba siempre ha sido una aspiración del Real Madrid (Ina Fassbender/EFE).Alaba siempre ha sido una aspiración del Real Madrid (Ina Fassbender/EFE).

Se habló mucho en el estío pasado de la necesidad que tenía el Madrid de fichar a un central para hacer frente a posibles bajas como la de Pepe o la de Nacho, si es que el canterano se cansa de jugar los 15 partidos al año de los que habló hace unas semanas. No lo hizo por dos motivos: el primero, que confía en los cuatro centrales que tiene actualmente; segundo, porque el quinto es Jesús Vallejo. Su experiencia en el Real Zaragoza y ahora en el Eintracht no puede ser más positiva y más pronto que tarde se ganará un hueco en la primera plantilla y, probablemente con el tiempo, en el once titular. Menos conocido pero también de una proyección excelente es Diego Llorente, actualmente cedido en el Málaga. El otro Llorente, Marcos, acabará tarde o temprano quedándose en el equipo.

Vale, pero esto no cambia nada. El Madrid puede ahora y podía antes inscribir a sus cedidos. ¿Cuál es la diferencia? Que el Madrid ahora mismo, gracias al TAS, aspira a cumplir uno de los deseos de Florentino, que es vestir a David Alaba de blanco. El austríaco del Bayern siempre ha sido del gusto del presidente por su juventud, calidad contrastada y polivalencia. Con Guardiola, Alaba ha jugado de lateral zurdo, su posición natural, de central, de mediocentro, de interior, de extremo… Teniendo en cuenta que otro que probablemente salga del equipo es Fábio Coentrao, al que Zidane no ha conseguido sacar nada de jugo, hará falta una alternativa a Marcelo, y ese podría ser Alaba, quien subiría el nivel indudablemente a la zaga blanca.

No hay una previsión clara de qué jugadores podrían salir en el resto de posiciones, salvo la excepción clara de James Rodríguez, que ya ha dado a entender que no va a tardar en buscar equipo. Isco podría tener opciones de marcharse, pero su rendimiento ha sido tan positivo cada vez que Zidane ha tirado de él, que ha sido bastante, que cuesta creer que le deje ir, como sí hará con James. Esa baja no sería fácil cubrirla con lo que hay en casa, porque el Madrid no está dispuesto todavía a darle la alternativa a Martin Odegaard, que podría ser una opción para sustituir al colombiano. Es decir, hay un puesto a cubrir a través del mercado. Los candidatos son y serán muy variados y dependerán mucho, primero, de cómo se produzca la marcha de James, esto es, por cuánto dinero se vaya, y después, de lo que haya disponible para fichar.

Lo que no es tan necesario para el equipo, pero que quizá le apetezca de una vez a Florentino es contratar a Pierre-Emerick Aubameyang. Si hay un fichaje galáctico, al estilo de Bale o Cristiano, algo que con el máximo mandatario siempre puede suceder, será el gabonés. Será un traspaso alto. El Dortmund ya le pidió al Arsenal 100 millones hace un año y medio y su cotización ha crecido. El Madrid no necesita otro delantero centro, tiene a Benzema y a Morata como primeras opciones y a Mariano y Mayoral como secundarias. Pero Aubameyang es atractivo.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa