El Real Madrid se planta en 130 millones por Mbappé

25.07.201705:00 H.

El Real Madrid ya trabaja para cerrar el fichaje de Kylian Mbappé. La salida de Álvaro Morata, al que no convencieron para que se quedase en el club, como pretendía Zinedine Zidane, ha abierto la puerta a su llegada. Morata se marchó finalmente al Chelsea, pese a que había llegado con anterioridad a un acuerdo con el Manchester United que no se concretó. La razón ‘oficial’ fue que la cantidad ofrecida por los de Old Trafford no satisfacía las exigencias madridistas, pero la tensa relación existente entre ambos clubes tras el asunto David de Gea también ha tenido algo que ver.

Confirmada la salida de Morata, que coincidió con la llegada de Florentino Pérez a Estados Unidos para sumarse a la concentración del equipo, presidente y entrenador han hablado de la posibilidad de reforzar la delantera. Existe ‘quorum’ y Mbappé es el elegido. Pero el presidente no está dispuesto a pagar un precio que esté fuera de mercado, algo que sí hizo en veranos pasados con jugadores como James o Coentrao. Para ello, han diseñado una estrategia en la que el entrenador juega un rol fundamental.

130 millones, lo ingresado en ventas

El Mónaco tomó la iniciativa al tasar a Mbappé en 160 millones, movimiento que en las oficinas del Bernabéu se entendió como el primer paso de una negociación que promete ser larga. El propio Zidane lo advertía: “Se ha ido Morata y nos falta un delantero. ¿Mbappé? Todo es posible hasta el 31 de agosto. Es muy bueno. Un talento. Tiene 18 años, tiene personalidad… Lo ha demostrado todo el año”.

El Real Madrid no está dispuesto a pagar más de 130 millones de euros, el dinero que ha ingresado este verano con las ventas de Morata, Danilo, Mariano y la cesión de James. Un precio elevado, pero que, dado el contexto en el que se está moviendo el mercado, no parece descabellado: 85 millones ha pagado el United por Lukaku, 80 el Chelsea por Morata y hasta 222 millones está dispuesto a abonar el PSG al Barcelona por Neymar.

El propietario del Mónaco, el ruso Dmitry Rybolovlev, comunicó al inicio del verano que se planteaba realizar un par de ventas para ingresar 100 millones de euros y mantener intacta la columna vertebral del equipo para seguir compitiendo en la Champions y optar a renovar el título de liga en Francia. Hasta el momento, ha vendido a Bernardo Silva (50 millones) y a Mendy (57,5) al City, y el Chelsea ha pagado 45 millones más por Tiémoué Bakayoko. En Inglaterra, se asegura que el Arsenal está muy cerca de cerrar el fichaje de Thomas Lemar, lo que podría cerrar la puerta a la marcha de Mbappé. O de lo contrario Rybolovlev acabará desarticulando el equipo.

Mbappé es el delantero más deseado del verano. (Reuters)
Mbappé es el delantero más deseado del verano. (Reuters)

El turno de Zidane

Con el precio fijado en 130 millones, el Real Madrid trata ahora de seducir al futbolista, y ahí cobra protagonismo Zidane. El entrenador ya ha hablado con el jugador y le ha confirmado el interés del Real Madrid por hacerse con sus servicios. Lo que más dudas genera al futbolista es la posibilidad de ver frenada su evolución viviendo a la sombra de la BBC. Mbappé no quiere ser ‘otro’ Morata, algo que ha hecho saber a Zidane. Sin embargo, el técnico le ha asegurado que si viene, dispondrá de minutos y oportunidades.

El Real Madrid está involucrado en seis competiciones y el próximo verano se juega el Mundial, por lo que los jugadores tratarán de administrar los esfuerzos para llegar en plenitud a la cita en Rusia. Morata jugó 43 partidos, si bien es cierto que fue titular en menos de la mitad. Zizou también ha recalcado al delantero que tiene mucho margen de mejora y junto a jugadores como Cristiano, Benzema, Bale, Modric o Asensio evolucionará futbolísticamente. Mientras, el Mónaco insiste en que Mbappé no saldrá del club hasta el próximo verano, algo que en el Bernabéu interpretan como una maniobra para encarecer el traspaso.

La respuesta desde el Bernabéu no se ha hecho esperar. En las últimas horas se ha informado del interés del Real Madrid por jugadores como el delantero del Ajax Kasper Dolberg, el del Sassuolo Domenico Berardi o el alemán Timo Werner, del RB Leipzig, futbolistas que han sido seguidos por la secretaria técnica blanca, aunque la aparición de estos nombres es parte de la estrategia de Florentino para rebajar el precio de Mbappé. Ninguno es una alternativa real al francés, salvo que el equipo del Principado bloquee definitivamente la salida de su jugador, circunstancia que no se ha producido hasta el momento. La negociación sigue su curso y le toca mover ficha al Mónaco.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa