Alonso: "Sin velocidad, ahorro de gasolina, rotura de suspensión… pero muy orgulloso"

26.03.201705:00 H.

“Seguramente sea la mejor carrera de mi vida. Pocas veces he tenido un coche tan poco competitivo, y estar en los puntos era una sorpresa bastante grande”. La ecuación McLaren-puntos aún no casa en 2017. No por responsabilidad de Fernando Alonso, quien ha estado cerca de terminar 10º en Australia, sino por los 35km/h que pierde el motor Honda en las rectas. Alonso lo cifraba en 200 metros, algo insólito, pero ni siquiera con semejante déficit se ha rendido. Con la fuerza del samurái, mantenía a un Force India y a un Renault por detrás durante más de 30 vueltas… hasta que llegó el problema. “Se ha roto la suspensión”. Extraña que falle un componente del chasis, pero más aún que su rendimiento más brillante en 16 años dentro de la Fórmula 1 no acabe definitivamente con su paciencia.

Es paradójico, pero “la mejor carrera” en la historia del asturiano concluyó con el coche averiado, su clásica cara de resignación dentro del box y las mismas declaraciones de siempre a la prensa, ahora insistiendo en esa “gran reacción” de McLaren que debe impedirle volver a ser doblado a mitad de carrera. Para más inri, su compañero de equipo, Stoffel Vandoorne, terminó detrás de un Sauber. “He tenido que ahorrar gasolina de manera brutal. He aguantado bien, pero hay que pensar en la siguiente”. ¿Optimismo tras rozar los puntos en el punto álgido de la crisis? Ni mucho menos. “Pocas veces se repetirá este fin de semana. Va a ser imposible hacerlo”, advertía a ‘Movistar’. En China, ya sin posibilidad de ganar 50 metros en curva por propio talento, puede explosionar la crisis.

“Pueden venir carreras más frustrantes”

Alonso se expresó ayer con contundencia en la clásica rueda de prensa que McLaren organiza los sábados por la tarde. Ahí insistió en que “no puedo llegar a los puntos por mi mismo” y volvió a exigir más potencia a Honda, con Yusuke Hasegawa sentado a su lado. Si en Australia, uno de los circuitos más atípicos del año, besaba la última posición de puntos, el panorama hasta Europa puede ser desolador con tres circuitos consecutivos plagados de rectas. “Cuando lleguemos a sitios normales, nuestra posición estará mucho más atrás”, avisa. Y vuelve a recalcar ese cambio drástico, aún difuso, pero muy claro en las formas. “Hay que mejorar inmediatamente, porque si no tendremos carreras muy frustrantes”.

¿Cuál es el primer paso de esa “gran” mejora? Alonso ya ha avisado que no habrá victorias sin introducir evoluciones paulatinas en el motor, y aunque Honda espere aterrizar en el Gran Premio de España con más potencia y sin vibraciones, hasta él desconoce si el coche evolucionará lo suficiente. “Esa pregunta es más para Mclaren, seguramente encontrarán algo lo antes posible. Y si no, Stoffel y yo haremos todo lo posible cada fin de semana. Va a ser difícil puntuar”. Si hasta la Q3 le parecía un objetivo insuficiente en 2017, la posibilidad de caer en la Q1 de China, Baréin o Rusia puede hacerle intensificar el discurso contra Boullier y Hasegawa.

“Preparado y orgulloso”

Así como en los test reconoció que “Honda es la única que no está lista para ganar”, el discurso de hoy apenas ha cambiado desde entonces. Su actuación en Melbourne disipa dudas sobre el talento, y sólo el motor puede convertir los puntos en un objetivo real a corto plazo. “El fin de semana ha sido increíble en cuanto a preparación, me siento bien en cualquier coche, hice ayer una crono perfecta y la carrera estaba siendo increíble hasta ese momento. Es frustrante, pero sin velocidad, ahorrando combustible y la rotura de suspensión…. estoy muy orgulloso”, sentenciaba en las redes. A la espera de que llegue esa “gran reacción” del equipo, Alonso seguirá intentando frenar “50 metros más tarde” y haciendo “las mejores carreras de su vida”. Quién lo diría.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa