¿Podría un político español enardecer a todo un festival como ha hecho Jeremy Corbyn?

corbyn-glastonburyUno de los momentos de la jornada del sábado en el festival de Glastonbury que más está dando que hablar fue el discurso que el líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ofreció como antesala del concierto que ofrecieron en el escenario Pyramid (el principal) el dúo norteamericano de rap Run The Jewels, que después dedicaban su show a los fallecidos en Manchester y la Torre Grenfell, además de a la madre de Killer Mike, fallecida hacía pocos días.

Corbyn fue vitoreado con un discurso que, inicialmente, aludió al tristemente famoso “muro de Trump”, diciendo que allí en Glastonbury se construían “puentes, no muros”. Pero, sobre todo, habló sobre cómo las recientes elecciones a la Presidencia del Reino Unido, en las que dio un vuelco a las encuestas que daban por ganadora con mayoría absoluta a Theresa May –que finalmente ganó por la mínima y se ha visto obligada a pactar para seguir en el gobierno–, le habían mostrado que la gente joven está verdaderamente implicada en la política del país y la esperanza que eso le ofrecía, con un mensaje de una sociedad inclusiva y abierta, en contra de la división y el miedo (aludiendo al Brexit y al creciente racismo tras los varios atentados sufridos en su país). La multitud, con banderas y camisetas del politico, ha entonado su nombre con la melodía de ‘Seven Nation Army’ de The White Stripes durante todo el fin de semana, como pudieron comprobar Radiohead, entre otros.

Esto ha hecho que en Twitter se lanzara la interesante cuestión de si sería posible que un político de izquierdas de nuestro país ofreciera una estampa similar, abriendo un interesante debate. El periodista musical David Saavedra planteaba la cuestión: “La conexión entre política de izquierdas y cultura pop en UK sigue siendo flipante. ¿Imaginan algo así en España?”. ¿Ada Colau? ¿Manuela Carmena? ¿Pablo Iglesias, quizá?

Desde el sello Discos FUP (Dënver, Gepe, Las Robertas…), daban una idea: “El matiz es el sistema político. Aquí no hay nadie que represente de manera unívoca el rechazo a alguien como May. No se puede esperar que todos hagan salvas a Iglesias, Garzón o cualquier nombre unívoco”. Saavedra apuntaba al panorama pop, más que al político, como causa de la imposibilidad de algo así: “Pues yo creo que el problema es más de nuestra cultura pop, no del sistema político. Ningún festival aquí se atrevería a posicionarse de forma tan clara. Quizá solo Viñarock o Rototom”. El cantautor Remate, en cambio, parece encontrar el problema en todo el conjunto de circunstancias: “Yo creo que el problema o diferencia con UK es todo: políticos, cultura musical… No sólo “culpa” de uno de los palos, es todo. ESO ME TEMO”. Betacam, por su parte, lanzaba una apuesta de futuro cercano: “Ojalá Carmena en el Mad Cool ”.

La noticia ¿Podría un político español enardecer a todo un festival como ha hecho Jeremy Corbyn? es de jenesaispop.com.

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa