Erasure / World Be Gone

erasure-worldbegoneErasure llegan a su 17º disco afectados por los males del mundo en el siglo XXI. Vince Clarke ha dicho que, “obviamente, el clima político actual inspira muchas ideas”, y Andy Bell continúa: “creo que hay una corriente de opinión latente y que la gente está despertando poco a poco. Espero que esa gente se tome el disco en sentido positivo y lo vea como música optimista y excitante”. ‘Still It’s Not Over’ es su tema reivindicativo por los derechos LGTB+, con esa mención a The Castro, el barrio gay de San Francisco (“We crossed our hearts and never hoped to lie / For the ghosts along The Castro were just walking by”), mientras otras canciones se preguntan por el devenir de la sociedad, como es el caso de ‘Oh What a World’ y ‘Lousy Sum Of Nothing’.

La primera parece un poco kitsch tras ese arranque “quiero estar en el programa de protección de testigos / no me gusta en lo que me he convertido / nos hemos convertido casi en obsesos compulsivos / para el mundo que quiero bajarme contigo / cariño, ¡páralo!”, mientras que la segunda insiste: “No sé en lo que nos hemos convertido / no reconozco el mundo / es como un sórdido affair / en el que la gente no sabe de qué preocuparse”. En ninguna de las dos encontramos a los mejores Erasure (“And what do we do about it / We simply switch the channel” no es precisamente un gran pre-estribillo), ni tampoco en la edulcorada ‘Sweet Summer Loving’, cuya producción de carácter retro está bien, pero cuyo estribillo no es precisamente “the best thing that ever happened to him”, como sugiere la letra.

En cambio ‘World Be Gone’ sí ofrece mejores cosas, sobre todo en su primera mitad. ‘Be Careful What You Wish For!’, la canción titular y la triste ‘A Bitter Parting’ forman una correcta triada que nos recuerda que Vince Clarke perteneció un día a Depeche Mode y que de hecho es de la misma escuela que Martin L. Gore. Especialmente la última, con su ligero punto “world music” en los coros, es un tema que va a gustar mucho a los que recuerden con cariño ‘Una temporada en el infierno’ de Fangoria, en concreto ‘El glamour de la locura’. También es destacable el punto a OMD y Kraftwerk del grower ‘Take Me Out of Myself’, con ese bonito crescendo en “We go in circles / Repeating old mistakes / When will we learn / How to cry to forgive”.

Aunque lo mejor, y a nadie le va a extrañar, son los momentos más pop, a la que ellos se referían como “música optimista y excitante”. Los autores de las seminales ‘A Little Respect’ y ‘Love to Hate You’ todavía saben hacer himnos con sentido y lo tiene todo que tras el pesimismo de ‘Lousy Sum Of Nothing’, el disco se cierre proponiendo el amor como solución para todos los males del mundo en la optimista ‘Just a Little Love’. Y en ese punto, más o menos comprendes por qué un tema tan chicle (para bien) que podría haber estado en ‘Grease’ abre y presenta este disco que parecía más oscuro. ‘Love You to the Sky’ es la mejor canción del álbum y, aunque suene un poco ajena a él, la mejor respuesta posible para ese mundo echado a perder del que después nos habla.

Calificación: 6/10
Lo mejor: ‘Love You to the Sky’, ‘Just a Little Love’, ‘Take Me Out of Myself’, ‘A Bitter Parting’.
Te gustará si te gustan: los Erasure más baladísticos y oscuros, que conforman el grueso del álbum
Escúchalo: Spotify

La noticia Erasure / World Be Gone es de jenesaispop.com.

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa