Empresa implanta chips en empleados para que compren, se identifiquen y abran puertas

De momento es opcional, pero los empleados de una empresa de Wisconsin ya pueden pedir que se les implante un chip del tamaño de un grano de arroz en el espacio existente entre el pulgar y el dedo índice.

Comentan en usatoday que se trata de un proyecto de la empresa Three Square Market, compañía que proporciona tecnología para diferentes mercados, con 50 empleados especializados en la creación y distribución de dispositivos implantados.

Imagen: 32market.com

Imagen: 32market.com


El chip diminuto utiliza identificación por radiofrecuencia, no tiene GPS, y los empleados lo podrán usar para hacer compras en las máquinas de las salas de descanso en oficinas, abrir puertas, usar máquinas copiadoras, identificarse en ordenadores, desbloquear teléfonos, compartir tarjetas de visita, almacenar información médica y de salud y usar como pago en terminales RFID. No quieren rastrear dónde están los empleados (el chip no lo permite), pero sí facilitar la identificación digital de forma sencilla.

Creen que en el futuro próximo esta solución será habitual en los pasaportes, transporte público, todas las oportunidades de compra, y demás, ya que es más práctica que la lectura de huellas dactilares.

Como hemos comentado antes, el empleado es quien decide si quiere ponerse el chip o no, de momento la empresa no obliga a nadie a hacerlo.


Texto escrito en wwwhatsnew.com

Sigue nuestras noticias por Telegram, twitter.com/wwwhatsnew, Facebook.com/wwwhatsnew o Google Plus.

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa