Sanidad insta a dar de alta pronto a los pacientes para que coman en sus casas

Un cocinero de un hospital da el último toque a la comida antes de ser servida a los pacientes. JOSÉ OSORIO

Los mensajes de optimismo que llegan desde la Conselleria de Sanidad contrastan con el día a día de la atención hospitalaria cotidiana. Mientras el equipo de Carmen Montón sigue negando los recortes sanitarios, las evidencias demuestran todo lo contrario: se cierran camas, dejan de cubrirse las bajas laborales y en los servicios hospitalarios la consigna es el ahorro frente a otros criterios asistenciales.

Una muestra de esta obsesión por economizar los procesos es la carta que ha sido remitida desde algunas direcciones médicas de hospitales públicos de la Comunidad Valenciana en la que se hace un llamamiento a los facultativos responsables de los servicios y de las secciones clínicas para que agilicen el proceso de altas hospitalarias con el fin de promover que los pacientes abandonen sus habitaciones «lo antes posible» y «sólo excepcionalmente más allá de las 12 horas del mediodía».

El objetivo de esta orden que, por primera vez se realiza por escrito, persigue que aquellas personas que han permanecido ingresadas reciban el alta durante la mañana para lograr que, como detalla el texto, «abandonen la sala antes de la comida». De este modo, se aumenta la frecuencia de los ingresos y se ahorra los recursos alimentarios de cada hospital porque evitan que los enfermos que vayan a ser dados de alta coman su menú diario asignado ya que dejan la habitación libre para el siguiente ingreso.

De hecho, el comunicado justifica que se hace la petición para «agilizar los ingresos de pacientes desde observación de urgencias». Un argumento para dar prioridad a los ingresos urgentes, que deben «ser en primer lugar» y posteriormente, se realicen los informes de alta «y en lo posible antes de las 12» y «dejar para final de la mañana la atención de los pacientes estables». Junto a estas recomendaciones, el director médico recuerda en su comunicado que el informe de alta «es único y obligatorio y para poder ser visto «tanto por Atención Primaria como por Urgencias debe cerrarse».

Esta consigna había llegado a los médicos hace meses de forma oral. Los galenos habían recibido la recomendación por parte de sus jefes de que las altas debían estar firmadas antes del mediodía para evitar las comidas pero, la sorpresa se ha producido entre el colectivo médico porque, por primera vez, ha sido redactada por escrito y distribuida entre los facultativos especialistas de los diferentes servicios.

Hasta la fecha y según establecen los protocolos hospitalarios las altas clínicas se producen cuando pasan los médicos especialistas por las mañanas para comprobar el estado de los pacientes y prescriben su abandono del recinto hospitalario tras detectar una mejoría de su estado. Sin embargo, en la mayoría de los casos los enfermos reciben la comida antes de dejar la estancia.

Desde Sanidad se negó que la instrucción se hiciera para ahorrar en comidas y se indicó que era para «agilizar los procesos» clínicos. Las mismas fuentes afirmaron que se pedía «por comodidad de la gente que ingresa en los hospitales».

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa