Resfriado común y sus diferencias con la gripe

El resfriado común y sus diferencia con gripe

Resfriado común y sus diferencias con la gripe

También conocido como “catarro” o  “ constipado”, es una infección por virus , leve, del aparato respiratorio superior, que puede afectar a cualquier edad, y que es altamente contagioso. Lo  causan diferentes tipos de virus y constituye uno de los diagnósticos más frecuentes de las visitas de atención primaria.

El tipo de virus que pueden ocasionar esta patología son, en total, más de 200  serológicamente diferentes , siendo el más frecuente un Rinovirus (del 30 al 50 % de los casos), seguido de un Picornavirus con sus 99 serotipos conocidos etc.

Los síntomas principales son estornudos, secreción nasal, ojos llorosos, picor de ojos, dolor de garganta, febrícula, tos, habitualmente seca, y cierto malestar general leve. Dura entre 3 y 10 días y se resuelve espontáneamente, pudiéndose aliviar ciertos síntomas, ya que no tiene cura.

El tratamiento consiste , tanto en fármacos de prescripción , como de venta libre y caseros. La Codeína es eficaz para reducir la tos no productiva, dado que disminuye la respuesta cerebral que desencadena la tos. El Dextrometorfano puede ser beneficioso en adultos con tos, no debiendo usarse en niños y adolescentes, puesto que no está demostrada su efectividad. Descongestionantes nasales, tanto orales como  intra-nasales, que alivian los síntomas nasales con rapidez, pudiendo usarse en adultos y adolescentes hasta tres días. Los Antihistamínicos pueden mejorara los síntomas en  adultos , pero de manera molesta, por la somnolencia, debiendo sopesarse los beneficios con los posibles efectos secundarios y su afectación laboral. Los antihistamínicos no  sedantes , más nuevos, no son prácticamente eficaces.  El Ipatropio tópico, alivia los síntomas nasales en niños mayorcitos y adultos. No se deben usar antibióticos. Las  terapias complementarias, como el Zinc, o la Vitamina C no se deben aportar, dado que ni reducen ni previenen la enfermedad.

Estamos pues ante una enfermedad de corta duración,, autolimitada, que es una infección leve, aunque es la mayor causa de absentismo laboral y escolar, de corta duración, pero afectando a muchas personas.

La salud débil, el estrés psicológico, las carencias socio-económicas y las alergias, pueden facilitar la aparición de la enfermedad

La prevención consiste en dormir lo suficiente, reducir el estrés, alimentarse adecuadamente y evitar el consumo de alcohol  ( con moderación). El tocarse la nariz, los ojos o la boca con los dedos contaminados, se trasmite el virus, de ahí, la necesidad de iniciar el hábito de lavarse las manos desde pequeños y existen estudios que demuestran esta circunstancia y la corroboran..

El fumar aumenta la duración de la enfermedad en, al menos, 3 días. Dormir menos de 7 horas multiplica el riesgo por  3. Los niveles bajos de Vitamina D a un mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Es una enfermedad estacional, más en invierno, aunque no hay pruebas que la exposición en períodos cortos, al frío, aumente la susceptibilidad a la infección., por lo que se piensa que, en invierno cambiamos el comportamiento, en el sentido de que pasamos más tiempo en espacios cerrados y por lo tanto más cercanos. El “Centro del Resfriado Común de la Universidad de Cardiff” ha comprobado en un estudio que el enfriamiento de los pies, causa el comienzo de los síntomas del resfriado (año 2010).

Las complicaciones son escasas y de poca entidad, dándose en paciente muy débiles una coinfección tipo sinusitis u otitis media.

Esta patología, aunque similar a la gripe, se diferencia entonces en que la fiebre es escasa y febrícula, hay congestión nasal, tos seca, dolorimiento muy poco intenso, leve postración, no escalofríos, escaso dolor de cabeza,, evidente dolor de garganta, y una irritación ocular, síntomas totalmente opuestos a la gripe.

Fuente: Dr. Salvador Bellver

NOTICIAS QUE QUIZÁS TE INTERESEN

Déjanos tu comentario, tu opinión importa