Puig valora "la reconstrucción" del Cabanyal y los vecinos se quejan por la tardanza de las obras

El president de la Generalitat, Ximo Puig; el alcalde, Joan Ribó y la consellera de Infraestructuras, María José Salvador, saludan a unos vecinos durante la visita a las obras. BIEL ALIÑO

Visitan junto a Salvador las obras de renovación, que suponen 33,5 millones de euros de inversión global pública y privada

La plataforma ‘Salvem el Cabanyal’ traslada a las autoridades los problemas de convivencia en el barrio durante la visita a las obras

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha valorado este miércoles el paso que el barrio valenciano del Cabanyal está dando “de la destrucción a la reconstrucción” gracias a las obras de renovación, reurbanización y rehabilitación que se llevan a cabo a través de los planes impulsados desde la administración con una inversión global, pública y privada, de 33,5 millones.

Por su parte, el alcalde de València, Joan Ribó, ha resaltado que las actuaciones en materia de infraestructuras y rehabilitación del Cabanyal discurren “a buen ritmo” para que este barrio deje “el miedo” a “ser partido por la mitad” con el Plan Especial de Protección y Reforma Interior que contemplaba la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez hasta el mar y pase a ser “un barrio normal” y “de los buenos” de la capital valenciana.

Puig y Ribó se han pronunciado de este modo tras la visita que han realizado esta jornada a las obras de renovación de las infraestructuras del Cabanyal junto a la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador. En este acto han participado también concejales del equipo de gobierno municipal, otros responsables de la conselleria y vecinos del barrio. Los trabajos se hacen a través de los programas Arru, P.I.P. 1 y P.I.P. 2 con una inversión global de 33,5 millones de euros.

Salvem el Cabanyal se hace oír

La visita ha supuesto también la ocasión perfecta para que los vecinos de este barrio, en concreto la plataforma Salvem el Cabanyal, trasladaran a las autoridades competentes algunas quejas de convivencia en la zona. Problemas que han sido escuchados con atención por parte de los responsables del gobierno local y autonómico.

El portavoz de la plataforma, Faustino Villora, ha trasladado a Puig, Salvador y Ribó “el estado generalizado de malestar en el Cabanyal-Canyamelar” por lo que respecta a “la cohesión social”, al tiempo que ha advertido de que esa situación “está generando problemas de xenofobia”. “Si esta situación se prolonga y va a más los responsables son ustedes, porque son el ejecutivo y tienen que poner orden donde no hay“, ha expuesto.

Villora ha resaltado entre los “problemas” que afectan a la convivencia de los vecinos de esta zona de la capital la actividad que llevan a cabo “las chatarrerías” ilegales y ha recordado la petición hecha por las entidades vecinales para que esta actividad se regularice y se traslade para “centralizarla” a un polígono industrial. Ha agregado que esos negocios están también “provocando problemas medioambientales” por residuos y ruidos.

“Nos comentaron que el problema es que se tendría que legalizar. No se puede hacer por la legalización y están manteniendo la ilegalización de las chatarrerías”, ha manifestado. Tras ello, ha dicho a Joan Ribó que los problemas de convivencia no se limitan a esto y a las okupaciones de viviendas. “El tiempo que estamos viviendo no lo marcan la acción judicial. La okupación es de casas y de la calle, donde no se puede vivir”, ha dicho.

“Derechos fundamentales”

A su vez, Faustino Villora ha subrayado que “no hay derecho” a que “gente que ha resistido 18 años a Rita Barberá -en su lucha contra el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del barrio con la prolongación de Blasco Ibáñez hasta el mar aprobada por el PP- y que puso muchas esperanzas en el cambio -del gobierno- se plantee dejar su casa porque no pueden vivir” dado que “no se respetan los derechos fundamentales”.

“No se puede confiar la regeneración social del barrio a la urbanística”, ha aseverado el portavoz

Por lo que respecta al programa Arru (Área de Rehabilitación y Regeneración Urbana), enmarcado en el plan estatal de vivienda, cuenta con una inversión de 14,29 millones de euros para la rehabilitación/construcción de viviendas públicas para alquiler; rehabilitación/construcción de viviendas privadas, y urbanización -se estima que sean más de 600 las viviendas que se beneficien de este programa-. La financiación procede del Ministerio de Fomento, la Generalitat valenciana, el Ayuntamiento de Valencia y particulares.

Por su lado, los P.I.P. (Programas de Inversión Productivos) contemplan por medio del 1 y con un total de 11,77 millones de euros actuaciones de urbanización, mientras que a través del 2 se prevé, con una inversión de 7,44 millones de euros, rehabilitación/construcción de viviendas públicas para alquiler, equipamientos y urbanización. Estos dos planes cuentas con inversión autonómica y los ejecuta el consistorio.

El presidente del Gobierno valenciano ha afirmado que la visita de este miércoles al Cabanyal hace que esta jornada sea “un día de alegría” que “simboliza lo que es el relato de la Generalitat” que preside, que pretende “contribuir a reparar y reconstruir” para llegar a “un nuevo renacimiento de la Comunitat Valenciana”.

Puig ha valorado la posibilidad de plasmar esa idea “en un barrio que forma parte del corazón de la ciudad” de València y del resto de la Comunitat Valenciana. “El Cabanyal es mucho más que un barrio”, ha afirmado, a la vez que ha destacado que en esta zona de la capital valenciana se ha pasado “de la destrucción a la reconstrucción”.

“Horizonte de futuro”

“Todo cuesta más de lo que nos gustaría pero en cualquier caso, en este momento tenemos ya una planificación cierta y correcta con una inversión importante de más de 30 millones de euros en los próximos meses”, ha aseverado el responsable autonómico, que ha agregado que esto “significa que el Cabanyal tendrá un horizonte de futuro y de ilusión”.

Ximo Puig ha apostado por trabajar para que “la convivencia sea la mejor posible” y para que “la rehabilitación signifique, sobre todo, nuevas viviendas dignas para las personas”. “Vemos que de la destrucción pasamos a la reconstrucción”, ha insistido el jefe del Consell, que ha asegurado que “una de las ideas centrales” de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio “es la rehabilitación”.

“Pensamos que es mucho más importante rehabilitar que otra cosa”, ha expuesto, a la vez que ha reclamado al Gobierno central que “más pronto que tarde ponga en marcha el nuevo plan de vivienda estatal que vaya acompañado de más fondos de los existentes hasta ahora”.

Por su parte, el alcalde de València ha manifestado su “satisfacción” por la visita a unas obras esperadas en el Cabanyal “desde hace mucho tiempo”, al tiempo que ha afirmado que estos trabajos muestran que las actuaciones en materia de infraestructuras y rehabilitación en este barrio “están discurriendo a buen ritmo”.

“Comportamiento y actuaciones de la gente”

“Esto es importante porque todo el tema de infraestructuras y rehabilitación condiciona el estado, el comportamiento y las actuaciones de la gente”, ha resaltado Joan Ribó, que ha apuntado que “estas no son las únicas” que se llevan a cabo en favor de la recuperación del Cabanyal.

Así, el primer edil se ha referido a las intervenciones de tipo sociales y ha avanzado que este jueves “se entregarán cuatro viviendas sociales”, tras lo que ha considerado que “en poco tiempo este barrio será el que siempre hemos deseado que sea, un barrio normal” y “de los buenos de la ciudad” en el que la gente pueda convivir normalmente sin el miedo a que sea partido por la mitad”.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa