Puig pide que la aprobación del nuevo modelo de financiación no exceda del 30 de septiembre

Ximo Puig, tras el Rey Felipe VI, en el posado de la VI Conferencia de Presidentes. EFE

El jefe del Consell pide en la Conferencia de Presidentes que se “objetivice” el gasto en las grandes infraestructuras y se priorice el Corredor Mediterráneo

Puig pide al Gobierno que evalúe y compense la infrafinaciación de la Comunidad Valenciana

El Gobierno cierra hoy diez acuerdos de Estado con todas las autonomías menos Cataluña y País Vasco

17/01/2017 13:50

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha exigido este martes al Gobierno más concreción en su compromiso de cambiar el modelo de financiación. Durante su intervención de algo más de ocho minutos en la Conferencia de Presidentes el mandatario valenciano ha exigido fijar un horizonte temporal para la aprobación de un nuevo modelo de financiación que no exceda el 30 de septiembre de 2017, de manera que se puedan incluir sus consecuencias en los Presupuestos Generales del Estado para 2018.

Según ha explicado su jefe de Gabinete, Arcadi España, el dirigente socialista también ha exigido que es imprescindible que el trabajo de la Comisión de Expertos incluya la evaluación del coste que para las Comunidades Autónomas ha tenido la insuficiente financiación, al menos de los servicios públicos fundamentales. Todo con la finalidad de revisar cómo el actual sistema ha afectado a cada autonomía y “buscar fórmulas de compensación” como la reestructuración o condonación.

El Gobierno valenciano está dispuesto a asumir la parte de la deuda causada por la mala gestión pero pide que se mida y se dé una solución a la ocasionada “injustificadamente” por un modelo que caducó hace tres años (cerca de 16.000 millones según los últimos cálculos de la Sindicatura de Comptes). En esta línea, Presidencia explicó que Puig ha pedido que el sistema de financiación que se apruebe tenga efectos retroactivos a enero de 2014. En materia de financiación, el jefe del Consell también ha exigido un mayor esfuerzo del Ejecutivo para financiar la Ley de Dependencia.

Arcadi España ha explicado que el presidente de la Generalitat ha acudido al encuentro de mandatarios autonómicos con una actitud constructiva y con la idea de acabar con “el victimismo” de las regiones y la “soberbia del centralismo”.

En esta línea, Puig ha propuesto la necesidad de abordar el problema de las infraestructuras desde una doble perspectiva. Así, ha pedido que se evalúen los déficits estructurales de obras como el Corredor Mediterráneo y que, antes de emprender cualquier inversión, el Estado objetivice su impacto y priorice el gasto.

Además, y siguiendo los consejos de su vicepresidenta, Mónica Oltra, el presidente valenciano ha reclamado un pacto estatal contra la violencia de género, una gestión coordinada de la crisis de los refugiados así como toda una serie de acuerdos y recomendaciones para favorecer la transparencia.

Sobre la tasa de reposición de funcionarios, el jefe del Consell ha pedido flexibilidad en función de la situación de cada administración autonómica. Como dato, Arcadi España ha recordado que en toda la administración valenciana sólo hay 58 personas menores de 30 años, con lo que el riesgo de envejecimiento de la plantilla es más que evidente.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa