Maíllo "confía" en Isabel Bonig pero evita confirmar su candidatura

El coordinador general delPP, Fernando Martínez-Maíllo, ayer en un desayuno informativo. OLMO CALVO

Sí pero no. El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, tenía ayer la oportunidad de despejar cualquier duda acerca del liderazgo de la presidenta regional, Isabel Bonig, pero solo lo hizo a medias. Pese a que cuando hay dudas los dirigentes tienden a cerrar filas para atajar debates, ayer Maíllo expresó «su plena confianza» en la mandataria valenciana pero evitó confirmar su candidatura para 2019. No hace tanto, Rajoy veía a Isabel Bonig como «la próxima presidenta de la Generalitat». Ayer, en un desayuno informativo organizado por Europa Press, el coordinador general de la formación se limitaba a matizar que los candidatos a las autonómicas «se decidirán cuando toque». Probablemente en 2018.

No obstante, Maíllo no dudó en romper una lanza en favor de la líder del PPCV: «Isabel ha tenido que asumir la Presidencia en un momento muy complicado», como le ha ocurrido a otros presidentes del partido. Preguntado expresamente por si la dirección nacional del PP podría estar pensando en otros carteles electorales para encabezar la lista del partido para las autonómicos, Maíllo respondió: «¡Qué va! Confiamos en todos los presidentes autonómicos». Cualquier respuesta diferente habría abierto una importante crisis.

Lo cierto es que la relación entre la calle Génova y la dirección que encabeza Bonig ha pasado por momentos de cierta tensión que han quebrado la confianza. Aunque la cúpula valenciana se esfuerza en volver a recuperar una relación de cordialidad, pero no parece sencillo. En Madrid todavía escuecen las críticas a los Presupuestos Generales del Estado que tanto costaron de pactar a Mariano Rajoy o el lamentable espectáculo de la batalla por el liderazgo en la provincia de Valencia. Sobre esta última cuestión también fue preguntado en el almuerzo el número tres del partido. Maíllo reconoció que crear una gestora «siempre» es una decisión «difícil y compleja» pero «a veces también funciona». En este punto quiso agradecer la «mucha lealtad» mostrada por la anterior dirección provincial encabezada por Vicente Betoret que no opuso resistencia a cambio de poder celebrar un congreso cuanto antes. El problema es que no se sabe cuándo se podrá convocar el cónclave y no parece que vaya a ser tan pronto como esperaba Betoret, que junto a su rival Contelles, no han dejado de visitar municipios y acudir a actos. Maíllo no supo precisar el tiempo que estará trabajando la gestora y añadió que eso «lo decidirá» su presidente, el diputado Rubén Moreno. Así, aseguró que habrá congreso provincial para que los militantes puedan votar pero recalcó que tiene que producirse un «clima de normalidad», que debe continuar cuando acabe la votación.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa