Maíllo 'bendice' la oposición de Isabel Bonig frente al "seudonacionalismo" de Puig

Martínez-Maíllo, rodeado de miembros del PPCV, en el acto celebrado ayer en el parque de El Palmeral de Alicante. R.PÉREZ

Anuncia que a principios de septiembre todo el PP, incluído Rajoy, visitarán la Comunidad

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, trasladó ayer en un acto celebrado en Alicante el apoyo de la dirección nacional a la presidenta del partido en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, porque «lo está haciendo muy bien» frente al gobierno «seudonacionalista» presidido por el socialista Ximo Puig.

Martínez-Maíllo anunció, en ese sentido, que los primeros días de septiembre todo el PP nacional, incluido el presidente, Mariano Rajoy, estará en la Comunidad Valenciana para dejar claro ese «reconocimiento».

En un acto en Alicante, Martínez-Maíllo aseguró que las encuestas del CIS, como las demás, no hay que «despreciarlas» pero tampoco «magnificarlas», como cree que está haciendo el PSOE.

Los socialistas mejoran su estimación de voto, según ese último barómetro, y desde la dirección liderada por Pedro Sánchez consideran que es la constatación de su remontada. Martínez-Maíllo cree que en el PSOE están construyendo «pequeños castillos en el aire» que al derrumbarse pueden conducir «a la melancolía, cuando no a la depresión».

En su opinión, hay que «tomar nota» de esos datos, «desde la humildad», y teniendo en cuenta que el Gobierno, a diferencia de otros, no está pensando en elecciones ni en sus electores, sino en todos los ciudadanos, «que no es lo mismo».

«No es momento de rendir cuentas. Se rinde cuentas al final», aseguró, y eso será en 2020, porque el objetivo del Gobierno y del PP es agotar la legislatura.

El dirigente del PP alertó además a quienes celebran los datos del CIS de que ya hubo sondeos «parecidos» y después «todos sabemos lo que pasó» en las elecciones, con una mayoría «muy importante» de su partido sobre los demás. Por tanto, concluyó, «no es momento ahora de sacar conclusiones exageradas».

Por su parte, Isabel Bonig subrayó el apoyo del Gobierno de España a la Comunidad con inversiones concretas como la variante de Benissa, la licitación a los accesos de Elche-El Altet o el Tren de la Costa entre Gandía y Alicante que se continúa con su tramitación ambiental.

Frente a este esfuerzo, la líder del PPCV destacó las «guerras de poder» de los socios del Botànic, a quienes instó a trabajar y a coordinarse entre sus departamentos para ir de la mano con el Ministerio de Fomento. «El Gobierno de España cumple y el señor Puig y la señora Oltra siguen en sus líos de reparto», dijo.

Isabel Bonig arremetió especialmente contra Puig al calificar como «inadmisible» que el actual presidente del Consell «engañe a los alicantinos por segunda vez. Prometió una conselleria de Turismo y que su sede estaría en Benidorm y no lo ha hecho. Ahora prometió la sede a la Agencia Valenciana de la Innovación en Alicante, que nos va costar a los valencianos 28 millones de euros y que solo sirve para colocar amigos del PSOE y controlar la Consellería de Economía en manos de Compromís, pero ahora sabremos que habrá dos sedes con la ejecutiva en Valencia».

Respecto a los conflictos en Educación, la presidenta del PPCV insistió en que «es un caos por la nefasta gestión del Consell». Añadió que el PP defiende una educación pública y de calidad, con igualdad de oportunidades para todos. «Defendemos el valenciano, el castellano y el inglés, pero por encima está la libertad y el derecho de las familias a elegir el tipo de educación que quieren», manifestó.

«Frente a mi mano tendida de diálogo está el sectarismo del PSOE, Compromis y Podemos. Está el radicalismo con la misma hoja de ruta que empezó hace veinte años en Cataluña con la educación como instrumento de acción social y de utilización partidista para el impulso de ideas nacionalistas a través de la educación“, concluyó.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa