La insólita defensa de Oltra a su 'número dos'

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, y su jefe de gabinete. BIEL ALIÑO

Sostiene que en solo año y medio Casas ha tomado todas las decisiones importantes

Casas, en Facebook: «Mis entrañas me decían que no podía continuar en el cargo»

Oltra duda si la dimitida Sandra Casas podrá volver a su trabajo

31/12/2016 07:55

Dicen que la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, es fría y calculadora y que no le importa dejar caer a alguien para mantener su imagen de persona de principios e implacable contra las irregularidades. Tras dejar varios cadáveres políticos encima de la mesa del Palau de Castellfort -entre ellos el del marido de la consellera de Sanidad, el del ex cogerente de Divalterra, o el de la directora general de Internacionalización-, ayer Oltra cambió el paso y no dudó en hacer una defensa enconada de su secretaria autonómica de Servicios Sociales, Sandra Casas.

Fue una loa en toda regla, hiperbólica, en la que vino a decir que, en año y medio, cambió el modelo de Dependencia de arriba abajo y tomó las decisiones más importantes en esta materia. ¿Pero son suficientes esos 18 meses para a arreglar todo el «desaguisado» que a juicio de Oltra el PP hizo con la Dependencia? Oltra fue contundente: «Se va con el deber cumplido».

La vicepresidenta se mostró afectada por dar «una noticia que cuesta dar» y destacó el «magnífico» trabajo de Casas al frente de la Secretaría Autonómica. Oltra indicó que durante su mandato, se ha reducido la lista de espera de la Dependencia en más de 21.000 personas; se ha cambiado un sistema que el PP dejó «absolutamente abandonado»; se ha trabajado para que se arreglara «un empastre del antiguo Gobierno, con el modelo de residencia Blasco-Cotino que los tribunales declararon ilegal»; y «se han puesto al día los pagos de dependencia, incluida la retroactividad». Unos logros que volvió a enumerar ante la insistencia de los periodistas sobre la posible incompatibilidad denunciada por el PP.

Ante este «teatrillo de los populares», Oltra quiso enfatizar que Casas se va por motivos personales para «recuperar su vida familiar y profesional». La vicepresidenta señaló que entiende la marcha de Salas pues la vida de un alto cargo «es muy complicada y más cuando se tiene una responsabilidad familiar como la suya». Y aquí cometió un pequeño desliz. La responsable de Igualdad del Gobierno valenciano contó que la ex secretaria autonómica tomó posesión a los 15 días de ser madre de modo que «su permiso de maternidad se lo pasó trabajando en la Conselleria». Preguntada por un periodista si veía oportuno que un alto cargo no se acogiera a este derecho, respondió que «todo el mundo debería disfrutar» de ese permiso aunque quiso recordar la frase que Casas le dijo antes de su fichaje: «Los dependientes de este país no pueden esperar».

Antes de que Oltra oficializará el relevo, la propia Casas había anunciado en su página de Facebook sus intenciones: «Mis entrañas me decían que no podía continuar en el cargo». En este portal, Casas elogió su labor: «Mi misión está cumplida, está generado el modelo y de aquí en adelante ya solo queda gestión, dejo la Administración casi sin creerme todo lo conseguido en solo año y medio». Y siguiendo con los argumentos de Oltra, apuntó a que el cambio social ahora debe comprender que su pareja y sus hijos le necesitan a su lado.

This article passed through the Full-Text RSS service – if this is your content and you’re reading it on someone else’s site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.
Recommended article: The Guardian’s Summary of Julian Assange’s Interview Went Viral and Was Completely False.

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa