G. Camps: "Los mil millones de sobrecostes en Ciegsa son falsos"

El ex conseller y diputado del PP en el Congreso, Gerardo Camps, en la comisión de las Cortes. BIEL ALIÑO

El ex conseller de Hacienda asegura que las desviaciones de precio medias fueron del 19%, algo que considera “normal”

Ha negado haber tenido conocimiento de ninguna irregularidad

El ex conseller de Hacienda y diputado nacional del PP, Gerardo Camps, ha dicho que hablar de mil millones de sobrecostes en la empresa pública Ciegsa es “un monumento a la falsedad”, ya que, según ha asegurado, las desviaciones de precio medias fueron del 19 %, algo a su juicio dentro de lo “normal”.

En su comparecencia en la comisión de investigación de las Cortes Valencianas sobre esta empresa, encargada de la construcción de colegios, el también ex vicepresidente del Consell ha negado haber tenido conocimiento de ninguna irregularidad y ha afirmado que si hubiera conocido el pago comisiones lo habría denunciado.

Camps ha defendido que Ciegsa estaba sometida a auditorías internas y externas, y al control de la Sindicatura de Comptes, del Tribunal de Cuentas y del Gobierno central, y ninguno de ellos observó ninguna irregularidad sustancial ni supuestos de responsabilidad contable en la gestión de esta empresa.

Ha asegurado que los mil millones de sobrecostes en Ciegsa no aparecen en ningún sitio y es una cifra que obtiene el actual Consell al extrapolar unos datos que no son extrapolables, según consta en el propio informe de la Intervención General, a los que además se suman los gastos corrientes y financieros de la empresa pública.

Esos gastos, ha destacado, se habrían producido igual si los colegios los hubiera hecho directamente la Conselleria, y ha asegurado que el Informe definitivo de la Intervención de la Generalitat sobre Ciegsa hablaba de unos sobrecostes de 309 millones, lo que supone una desviación media del 19 %, “dentro de las condiciones propias de contratos de este tipo”.

Ha señalado que el Consell extrapoló el coste de un centro hecho por Ciegsa (cuya construcción fue un 36 % más cara que otro construido por la Conselleria) y obtuvo la cifra de 540 millones de sobrecostes, a los que sumó los gastos corrientes y financieros de la empresa pública hasta llegar a los 997 millones.

“En base a una media verdad se construye una auténtica falsedad, un monumento a la falsedad. Se alcanza una cifra que no aparece en ninguna parte y se hace en contra de los criterios de los funcionarios que han hecho el informe”, ha manifestado Camps, conseller entre 2003 y 2011.

Ha considerado que el control en esta empresa pública era “suficiente y adecuado”, ya que en ninguno de los controles a los que se sometió aparece “ninguna sombra de irregularidad penal”, y ha afirmado que la deuda de esta empresa también era conocida pues Ciegsa “nunca fue una empresa pública que no computara a afectos de déficit”.

Gerardo Camps ha recordado que nunca ha estado “imputado ni investigado” y ha manifestado que nunca tuvo conocimiento de actuaciones irregulares y que si hubiera conocido el pago de comisión alguna, habría tardado “menos de cinco minutos” en irse al juzgado de guardia a denunciarlo.

“No era conocedor ni de los lotes que se adjudicaban”, algo que correspondía a las mesas de contratación y los técnicos, ha afirmado, y ha señalado que si alguien cometió alguna irregularidad que pueda tener relevancia de carácter penal “debe ser investigado y castigado”.

Ha lamentado que algún diputado dé “más credibilidad a dos señores hablado, uno de personalidad singular, que a la actuación del fiscal y el juez”, que “no han dado pábulo” a las conversaciones grabadas en el marco del caso Imelsa en las que se alude a Gerardo Camps.

También ha dicho que le extraña que ahora se diga que el convenio de colaboración entre la Conselleria y Ciegsa para la construcción de colegios sea ilegal, cuando desde 2006 hasta 2015 no aparece “ninguna sombra de ilegalidad” por parte de la Intervención de la Generalitat.

La comisión ha sido suspendida durante unos minutos, después de que su presidenta, la diputada de Compromís Marian Campillo, haya considerado insostenible la actitud de algunos diputados y haya abandonado la sala, lo que ha provocado las protestas de algunos parlamentarios.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa