El salto al mundo laboral sin contratos "precarios"

Los jóvenes beneficiarios del plan de empleo juvenil y la concejala de Turismo, Sandra Gómez, en el hemiciclo del Ayuntamiento de Valencia ayer. BIEL ALIÑO

La alcadesa en funciones, Sandra Gómez, da luz verde a los puestos de trabajo que ofrece el programa ‘Anem!’ para jóvenes desempleados

El contrato es de un año y los sueldos oscilan entre los 1.000 y 1.400 euros

¿Qué experiencia laboral tiene? Esta es la temida pregunta a la que se tienen que enfrentar muchos jóvenes cuando se incorporan por primera vez al mercado laboral. Un obstáculo que la alcaldesa en funciones del Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez, quiere erradicar por completo. Y lo ha hecho a través del programa pionero ‘Anem!’ cuyo objetivo principal es ofrecer un contrato laboral «digno» a desempleados menores de 35 años.

«En este Ayuntamiento se van a acabar los becarios. Si estamos en contra de los trabajos precarios, desde la administración debemos ser ejemplares en este asunto. Queremos darles a este grupo tan vulnerable una oportunidad laboral digna», destacó Gómez en relación a la situación que vive este sector de la sociedad, que según indicó, tiene las tasas de desempleo más altas superando a los mayores de 45 años.

Así pues, desde ayer un total de 250 jóvenes- beneficiarios de este plan- se incorporaron a sus puestos de trabajo en el consistorio. A lo largo de un año, los jóvenes desarrollaran sus trabajos en diferentes áreas y percibirán entre 18.000 y 26.000 euros brutos. «Los perfiles son muy variados. Desde personas que no tienen ningún tipo de formación hasta otras con másteres, con formación profesional o graduados», explicó la edil.

Este plan también tiene previsto incorporar a otras 250 personas que estén en el paro y que no tengan ningún tipo de formación académica. Serán, por tanto, un total de 500 personas las beneficiadas del ‘Anem!’ y de esta manera se persiguen dos objetivos. Por una parte, reenganchar a todos aquellos que se quedaron en el paro en los momentos de la crisis y por otro lado ofrecer a los recién titulados universitarios ese primer contacto en el ámbito laboral, tal y como afirmó la también concejala de Economía, Turismo y Empleo.

Otro aspecto que quedó claro es que el consistorio valenciano quiere consolidar este programa de empleo juvenil durante toda la legislatura «con independencia de que la tesitura económica se encuentre mejor o no».

Los protagonistas

Mónica Richard es una de los 250 seleccionados para este programa. Trabajará de traductora de inglés y valenciano. Para Richard es una oportunidad que no se había planteado nunca, pero que ahora ve con más ventajas: «Por una parte la administración se rejuvenece con la entrada de gente joven, y por otra parte, es una buena opción para nosotros ya que nos permite familiarizarnos con la administración».

Natalia Soler es otra de las beneficiarias de este proyecto contra el trabajo «precario». Ella trabajará de arquitecta técnica. Según explicó, este trabajo en el consistorio es un punto a favor ya que su intención en un futuro próximo es opositar. «Cuando sales de la universidad lo único que te piden es experiencia. En mi caso, trabajar aquí un año me vendrá muy bien ya que me dará puntos. Un año no es mucho tiempo, pero al menos ya es algo que puedes decir cuando vas a alguna entrevista o buscas trabajo», subrayó Soler.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa