El PP valenciano evita hacer presidenta de honor a Rita Barberá pero la homenajea en su ponencia

La malograda exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, conversa con Isabel Bonig en las Cortes Valencianas. JOSÉ CUÉLLAR

Agramunt retira su enmienda y Bonig destaca en el preámbulo el incansable trabajo de la alcaldesa

29/03/2017 20:43

La recién reelegida presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, desactivo este miércoles la más peligrosa bomba que sus compañeros de partido le lanzaron de cara al congreso que afianzará su liderazgo: la petición para hacer presidenta de honor del partido a Rita Barberá. Finalmente, los populares no darán estos galones a la ex alcaldesa de Valencia pero sí que reconocerán expresamente su trayectoria y su dedicación durante 24 años al partido.

Un reconocimiento que ha convencido al senador Pedro Agramunt que fue quien había enmendado el texto para pedir que se nombrara a título póstumo a la dirigente del partido con la que había quedado a cenar la misma noche que acabó de forma trágica. Finalmente, el senador optó por retirar su enmienda.

El partido siempre defendió que la propuesta era complicada de encajar en los estatutos pues los nombramientos no se pueden hacer vía enmienda.No obstante, veían con buenos ojos el fondo de la propuesta y entendían que era de recibo reconocer la figura de este «alcaldesa histórica» del PP.

Por ello, desde hace días se buscaba una solución consensuada que evitara una tensa votación que contaminaría todo el cónclave. Así, se ha optado por añadir un párrafo en el preámbulo en el que se hace una especial mención a los que han dejado el partido por causas naturales. Un homenaje que se concreta en Rita Barberá a la que se reconoce «su incansable trabajo» durante más de 24 años y su «contribución» al partido.

Una solución intermedia que permite a Bonig contentar a los que consideran que se trató mal a la ex alcaldesa durante los últimos meses (aunque seguro que no a todos) sin tampoco hacerlo de manera hiperbólica. Y es que, una de las consignas de los que ahora mandan en el PP es dar carpetazo la etapa anterior y presentarse ante el electorado como un partido renovado y alejado de la corrupción. Con el ‘caso Taula’ todavía en fase de instrucción, nombrar a la ex alcaldesa presidenta de honor hubiera podido ser contraproducente.

No era esta la única enmienda que trataba de rendir homenaje al pasado. Otro texto del senador Agustín Almodóbar pedía reconocer la historia de éxito del PP desde que llegó al poder en 1995. Un claro guiño a los mandatos de Zaplana, Camps y Fabra que la nueva dirección no ha tenido problema en admitir.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa