El PP presentará mociones contra las oficinas lingüísticas en los ayuntamientos

El presidente provincial del PP en Valencia, Vicente Betoret. BIEL ALIÑO

El presidente del partido en la provincia de Valencia entiende que el decreto de la oficina “invade competencias nacionales y locales”

El presidente del Partido Popular de la provincia de Valencia y aspirante a la reelección, Vicente Betoret, ha anunciado este domingo que el PP presentará en todos los municipios de la provincia mociones para pedir la retirada del decreto de la oficina de derechos lingüísticos por “invadir competencias nacionales y locales”.

También ha denunciado que esta norma “vulnera la libertad personal y empresarial al exigir su aplicación en el ámbito privado, supone la primacía de protección de una lengua sobre otra y es difusa y confusa, por lo que crea una situación de inseguridad jurídica”.

Así se ha manifestado Betoret tras mantener un almuerzo con portavoces, militantes y simpatizantes de la comarca de Requena-Utiel y reunirse con los miembros de las diferentes juntas locales, unos encuentros enmarcados en los actos de partido realiza por toda la provincia.

Con la moción, el ‘popular’ ha señalado que los ayuntamientos ratificarán la norma estatutaria que prohíbe discriminar a cualquier persona por razón de su lengua cuando se trate de una de las dos oficiales de la Comunidad, “sin imponer superioridades de unos ciudadanos sobre otros”. “El valenciano debe ser protegido y potenciado, pero la libertad y la no discriminación también”, ha reivindicado.

Betoret ha indicado que, por tanto, “resulta sorprendente que el decreto nos dibuje como un pueblo intolerante e incívico, al asegurar que hay muestras continuas de hostilidad o discriminación grave contra las personas que se expresan en valenciano”.

En este sentido, ha asegurado que la norma “obvia que las dos lenguas deben tener garantía de protección“, ya que, en su opinión, “todos debemos tener el mismo grado de amparo, hablemos castellano o valenciano y sin que pueda prevalecer los derechos de unos sobre otros”. “Los derechos no son de las lenguas, sino de las personas”, ha recalcado.

“El ojo que todo lo ve”

Para el dirigente del PP, este decreto es “el ojo que todo lo ve” porque se extiende al ámbito privado “sin delimitación alguna”, cuando “intervenir priorizando el valenciano en las relaciones entre personas privadas es una nueva manera de aplicar la discriminación prohibida por la ley“. “Esta norma hace de la libertad un valor en peligro y se suma a la minusvaloración del castellano que la Conselleria de Educación quiere hacer con su decreto de plurilingüismo”.

Betoret ha así la “invasión” por parte de la Generalitat de competencias de otras administraciones como la nacional o la local, ya que considera que “a ellas extiende su ámbito de actuación como destinatarias de exigencias, requerimientos, medidas e imposiciones”, que “en ningún caso deben menoscabar o suplantar la autonomía municipal”.

“La norma adolece de una falta absoluta de tipicidad porque ni delimita ni describe ni concreta las conductas que se consideran vulneración de derechos lingüísticos, como tampoco las sanciones a imponer, algo que crea un clima de inseguridad jurídica muy peligroso”, ha advertido, en referencia al “riesgo” para los artículos 25.1 y 9.3 de la Constitución.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa