Dimite el alto cargo de Sanidad que dijo: En La Ribera "se meterán nuestros familiares y amigos"

El comisionado del Hospital de Alzira dice que se echará a 300 y se abrirá una bolsa para personas cercanas

Tras la polémica, Sanfeliu ha presentado su dimisión, aceptada por al conselleria para “no dañar la imagen de la Sanidad Pública”

14/01/2017 14:57

Mientras crece el malestar entre los trabajadores de los hospitales ‘público-privados’ por la incertidumbre sobre qué pasará con sus empleos, vuelven a hacerse públicos audios, como el del comisionado del Hospital de La Ribera, José Sanfeliu, que caldean más el ambiente de indignación laboral.

Como otro fenómeno viral de los que acostumbran a sorprender al sector sanitario de la Comunidad Valenciana, ayer la mayoría de profesionales de las concesiones hospitalarias valencianas recibieron en sus teléfonos móviles parte de la intervención que José Sanfeliu realizó el 28 noviembre de 2016 en el Ayuntamiento de Alberic en la que aseguraba a los asistentes que estuvieran tranquilos porque tras el proceso de reversión del centro ‘modelo Alzira’ a la red sanitaria pública, se iba a despedir a una parte importante de los actuales empleados y se contrataría a los familiares y amigos de las poblaciones de la comarca, como el caso de Alberic.

Tras hacerse públicas las polémicas declaraciones, Sanfeliu ha presentado su dimisión que ha sido aceptada por la Conselleria de Sanidad para no “dañar más la imagen de la Sanidad Pública”.

El comisionado de Sanidad en el centro de Alzira describió la intención del Consell para echar a los contratados que estuvieran fijos y poder dar cabida en el hospital, de esta forma, a las personas cercanas. Un comentario que hizo, sin que nadie le corrigiera, delante del subsecretario de la Conselleria de Sanidad, Ricardo Campos; la directora general de Alta Inspección Sanitaria, Marisa Roselló; y la edil de Sanidad, Mabel Aleixandre.

En concreto, las palabras de Sanfeliu fueron: «Espérate 488 días, espérate a que hagamos la reversión, a que se acabe el contrato y a partir de ese momento no os preocupéis que hará falta mucha gente». Una referencia clara a que se iba a contratar a más personas, pero que culminó cuando el comisionado confesó que se «creará una bolsa de trabajo de La Ribera y ahí se meterán todos nuestros familiares, amigos, conocidos que estén sin trabajo y deseen trabajar, y se les va a dar la oportunidad de trabajo».

Sin embargo, su comentario más dañino con los actuales trabajadores lo realizó Sanfeliu cuando aludió al hueco que iban a cubrir «todos nuestros familiares, amigos y conocidos». El alto cargo insinuó que sólo se respetará a los empleados fijos, pero que no asumirán a 1.500 «sino 1200, por tanto, ya hacen falta 300 personas más». Sobre los 300 que se echarán dijo: «Esa gente, lo siento mucho, hay que decir que las condiciones laborales se van a ver modificadas. ¿Eso qué significa? Que hará falta trabajadores».

La salida de tono de Sanfeliu se suma a la que protagonizó el subsecretario de Sanidad, Ricardo Campos, cuando explicó que en La Ribera existen «unos especialistas que son de elite, pero después, la tropa… todos no tienen la misma calidad que tienen los compañeros y compañeras que tiene el sistema regional de salud. Entre otras cosas, porque han sido contratados a dedo». El ‘número 3’ de Sanidad hizo también una alusión peyorativa a Mercadona cuando describió que los «productos que ponen… yo soy oftalmólogo y yo sé qué lentes ponen y sé que hay productos de ‘marca blanca’ y productos ‘hacendaño’, Hacendado».

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa