Díaz promete a Puig ganar para ayudarle a repetir como presidente

Ximo Puig y Susana Díaz, ayer, en el acto en el parque de Cabecera. JOSÉ CUÉLLAR

El apretado final de campaña obligó ayer al líder del PSPV, Ximo Puig, a subir al escenario (no lo hizo ni en Elche ni en Xàtiva) y, de forma contundente, intentar romper el relato que ha hecho que el equipo de Pedro Sánchez le haya ganado la mano en la recogida de avales: «Se ha inventado una historia que no tiene nada que ver con la verdad. He callado mucho pero que nadie se equivoque: jamás hubo golpe de Estado ni una malvada que derribó a nadie. Es una gran estafa». El presidente de la Generalitat pidió abrir el partido y buscar votantes «sin mirar el pedigrí de izquierdas» pues lo importante es «servir a los ciudadanos no al espectáculo». Rechazó el debate de quién es más o menos de izquierdas y pidió que el partido se centre en cambiar la vida de la gente «como lo hacen las decenas de alcaldes valencianos», muchos de los cuales estaban allí.

Pese a la lluvia, que eso sí dio un respiro en el momento de los parlamentos, centenares de personas (1.300 según los organizadores), llenaron el parque de Cabecera en el último intento del presidente valenciano de dar un empujón a la candidatura de la presidenta andaluza.

Ante las dudas que puede despertar Díaz, Puig también quiso romper otro relato: «Es de la España plural y federal, ¿o cree alguien que si no yo la apoyaría?». Así, señaló que la presidenta andaluza «siempre ha estado defendiendo a los valencianos en sus reivindicaciones», por lo que consideró que el hecho de que Díaz «sea la secretaria general del PSOE es la mejor garantía para los valencianos». Volcado con su candidata, exhortó a todos los presentes a «apoyarla a muerte».

Ese afecto del presidente valenciano fue correspondido por la mandataria andaluza, que avaló la gestión del jefe del Consell, «una persona trabajadora e íntegra» que apoyó a los más desfavorecidos «cuando nos dejaron solos a los presidentes autonómicos». Díaz le prometió a su homólogo que ganará las primarias «para ganar las elecciones» y ayudar a Puig a ganar y a volver a ser presidente de la Generalitat.

En su discurso, prometió generosidad y humildad y pidió respeto para todos los compañeros: «No quiero el voto de los que insultan», indicó. Reivindicó la izquierda útil a los ciudadanos y los referentes de toda la vida: «Quieren que ocultemos lo mucho bueno que hemos hecho por España, que renunciemos a nuestro legado y no vamos a hacerlo». Convencida de su victoria, Díaz ya casi se puso a reclutar interventores: «Rajoy e Iglesias saben que les vamos a ganar, que están en el tiempo de descuento, y por eso nos atacan».

Asimismo, quiso apuntar que tiene muy claro cuál es el modelo de España que quiere. «Los socialistas compartimos una España federal, plural y diversa».

Como teloneros esta vez actuaron el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, que sacó pecho de sus resultados electorales y de no tener otra izquierda en la localidad. Bielsa pidió «que el PSOE vuelva a ser el de siempre; el de verdad, el de Felipe y de Zapatero». Más contundente fue la portavoz del PSPV en el Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez, que cargó contra el secretario general del PSPV de la provincia, José Luis Ábalos. «Que vengan aquí los que dicen que nuestro presidente Ximo Puig, que lleva 20 años luchando contra la derecha, está a las ordenes de Rajoy». Pero el reproche no acabó ahí: «¿Qué ha hecho él por la izquierda en esta Comunidad?», se preguntó en referencia al lugarteniente de Sánchez

Antes del mitin, la presidenta andaluza tuvo un encuentro con representantes de UGT para explicarles sus propuestas en materia de empleo y su apuesta por derogar la reforma laboral. Preguntada por la disyuntiva Corredor Central o Corredor Mediterráneo, Díaz indicó que es un debate superado pues todos saben que ella defiende el Corredor Mediterráneo. Incluso recordó la cifra que siempre esgrime Puig y que señala que es por donde transcurre el 50% de las exportaciones. «Si hubiese un gobierno responsable, el dinero de las radiales de los amigos de Aznar se dedicaría a acabar el Corredor», zanjó la mandataria andaluza.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa