Correa reitera la financiación ilegal del PP: "Ha quedado muy claro en Valencia"

Imagen de uno de los monitores de la sala de prensa del Congreso de...
Imagen de uno de los monitores de la sala de prensa del Congreso de los Diputados durante la comparecencia por videoconferencia de Correa. Javier LizónEFE

El jefe de la trama Gürtel, Francisco Correa, ha comparecido por videoconferencia desde la cárcel de Valdemoro ante la comisión parlamentaria que investiga la presunta financiación ilegal del PP y, aunque ha advertido de que por consejo de su abogado no iba a responder para no perjudicar su derecho a la defensa por los procesos que tiene abiertos, ha ido corroborando todos los datos sobre las irregularidades en las cuentas populares que están siendo juzgadas.

Correa ha insistido en varias respuestas que “ha quedado claro” tras las revelaciones de los empresarios valencianos y de los propios miembros de la red “cómo pagaban a nuestra empresa las campañas electorales”. Hasta el ex secretario general del PP, Ricardo Costa, ha reconocido que los trabajos de Orange Market , la filial valenciana de Gürtel, se pagaron “en B” y con facturas ficticias de los empresarios.

Pero más allá de insistir en estos hechos, Correa se ha mostrado esquivo sobre otras circunstancias que se le han relatado, como los sobres a políticos del PP, su papel de conseguidor de contratos de Administraciones populares, los 1.350.000 euros que dice haber pagado al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, su conocimiento sobre el dinero que éste tiene y cómo lo sacaba de España o los 1.000 millones de pesetas que asegura haber “ahorrado” al PP con su gestión de los actos del partido. Sobre todo estos temas se tendrá que pronunciar en sede judicial pero, a pesar de ello, se ha ofrecido en la comisión a comparecer “cuando esto acabe”, en alusión a las causas que tiene abiertas: “Me dan ustedes dos coca colas cero y estoy allí 28 horas diarias”.

Correa, como ya afirmó Mariano Rajoy en su declaración como testigo en el juicio sobre la primera etapa de Gürtel, ha asegurado que no conoció al ahora presidente del Gobierno, que entonces ya ocupaba responsabilidades en la dirección del PP y que “no ha tenido relación con él”. Sí que ha señalado, sobre que Rajoy prescindió de sus empresas cuando conoció que se ofrecía a empresarios como instrumento para lograr contratos de administraciones del PP, que su “impresión” de por qué dejó de trabajar para el PP es “otra”. No obstante no ha explicado más.

Después, a preguntas del diputado de Podemos, Txema Guijarro, ha concluido que “existe una trama PP”. “Tiene usted razón, no lo había pensado”, ha dicho al parlamentario después de que éste le leyera el nombre de todos los políticos populares implicados y le señalara que “quien está en el centro es el PP no un señor Correa o un señor X“. También ha sostenido que, efectivamente, era Rajoy, cuando ocupaba la secretaría general del PP, entre 2003 y 2004, quien autorizaba los pagos de las campañas electorales: “Él era quien daba el ok“. “Pero eso se lo tiene que preguntar a los miembros del partido”, ha añadido. Aún así, ha repetido el representante de Podemos: “¿Le consta que era Mariano Rajoy quien aprobaba?”. “Pienso que sí”, ha manifestado Correa.

Guijarro se interesaba por quién era el homólogo de Ricardo Costa en el PP nacional, “quién daba las órdenes en Génova“. Al principio Correa ha dicho que no lo entendía porque “el tema de Valencia era directamente con Valencia”. “¿Esto funcionaba a nivel estatal también?”, ha insistido el diputado. “No se lo puedo decir”, ha contestado. En otro momento de su comparecencia, más bien vinculándolo al PP valenciano, ha deslizado que en el banquillo no están todos los que son. “Puede ser”, ha admitido. Quien investiga es el Ministerio Público, ha reseñado, endosando cualquier responsabilidad sobre esta circunstancia a la Fiscalía.

En cualquier caso el jefe de Gürtel ha dejado para los procedimientos judiciales toda la información que pueda o no conocer sobre el PP nacional. “Lo diré en sede judicial”. Sí ha intentado incardinar en la normalidad de aquellos años sus presuntas tareas de comisionista y ha defendido que su fallo fue no facturar. A su juicio, en el mundo de la empresa es “una práctica habitual” cobrar comisiones por conseguir contratos. La razón por la que él se ha visto inmerso en problemas judiciales es, según su relato, no declararlo, además de que el hecho afecta a un partido político. “Sinceramente” ahora, ha dicho, “no volvería a trabajar para el PP”.

Correa ha empezado y acabado su comparecencia asegurando que “todos los partidos políticos tienen un grave problema de financiación” y que lo que ha sucedido en el PP es una práctica habitual. Ha puesto como ejemplo el caso Palau. De hecho, se ha ratificado en sus apreciaciones después de que la portavoz del PP, Beatriz Escudero, citara la lista de irregularidades que han afectado a otros partidos.

El presidente de la comisión, el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, ha replicado al compareciente por considerar que esas afirmaciones eran “temerarias e injustas” y le ha instado “a evitar generalizaciones del todo vale”. Usted tiene derecho a su defensa y yo a poner de manifiesto la “dignidad” de esta comisión y del trabajo político.

La intervención de Correa desde Valdemoro ha comenzado con un tenso rifirrafe con el diputado socialista, Artemi Rallo, que ha manejado muy mal el interrogatorio. Correa no entendía por qué debía confirmar lo que ya ha dicho ante los tribunales. “Repetir lo que ya he dicho hace 15 días es absurdo”. “Si me está leyendo lo que está escrito, para qué me pregunta”, ha llegado a interpelar. Quevedo se ha visto obligado a intervenir para recordar a ambos sus obligaciones. A partir de ese momento ambos se han serenado. En su turno, la portavoz popular no ha hecho ninguna pregunta y se ha limitado a poner de manifiesto la inoperancia de esta comisión, cuando muchos de los hechos que investiga están siendo juzgados, y los casos que afectan a otras formaciones.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa