Valencia se entrega al Levante tras el ascenso a Primera

Los jugadores del Levante festejan el ascenso desde el balcón del Ayuntamiento de Valencia. BIEL ALIÑO

El club cierra los actos de celebración con una ‘rua’ por el centro de la ciudad y Catalán cuelga la bufanda a la valencianista Mónica Oltra «aunque sea una vez»

«Contigo hemos vuelto». Esta fue la gigantesca leyenda que lucía el autobús descapotable que en la tarde de ayer paseó por la calles de la ciudad de Valencia a la plantilla del Levante UD tras lograr el pasado sábado el ascenso a Primera en el Ciutat un año después de perder la categoría. Con la ‘rua’ por el centro de Valencia, que finalizó en el balcón del Ayuntamiento, el Levante cerraba los festejos tras la gesta conseguida a seis jornadas del final del campeonato. La comitiva azulgrana partió de su estadio sobre las seis de la tarde para llegar, sobre las siete, a la Basílica de la Mare de Déu, donde el club realizó la tradicional ofrenda floral.

Acto seguido se trasladaron hasta el balcón del Ayuntamiento, donde se vivieron los momentos mas emotivos, incluidos los discursos por parte de la concejala de Deportes, Maite Girau; la teniente alcalde, Sandra Gómez; la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra y el del presidente del Levante, Quico Catalán. «Gracias por abrirnos la casa de todos los valencianos, teníamos ganas de estar aquí, espero que sea la última vez. Nos sentimos los más valencianos de esta tierra y nos enorgullece que nuestra ciudad esté de nuevo en lo más alto del panorama del fútbol español», dijo Catalán por la presencia de Levante y Valencia. Tras cerrar su discurso colocó bufandas a todos los representantes institucionales, aunque la anécdota se produjo cuando Catalán se la acomodó en el cuello a Mónica Oltra, reconocida valencianista, con un espontáneo «aunque sea por hoy».

El presidente levantinista ha dicho que hacía «mucho tiempo» que no iban al ayuntamiento pero que «la próxima vez que vengamos será con títulos», mientras que el técnico Juan Ramón López Muñiz ha manifestado que espera que el año que viene la afición se sienta orgullosa del trabajo del equipo.

Después de los parlamentos y el brindis, la plantilla se fue directa al balcón para entregarse a los cerca de 2.000 levantinistas que acompañaron al equipo durante el recorrido triunfal. El cántico que más se repitió fue el de «se siente, se nota, Valencia es granota».

El primero en romper fuego ante los aficionados fue el capitán, Pedro López. «No sé cuántas veces os hemos dado las gracias, pero no nos cansaremos de darlas porque vosotros nos ayudasteis a levantarnos cuando nos caímos», dijo.

La anécdota entre los jugadores la protagonizó el futbolista Rubén García: «Siempre he querido decir desde el balcón: ‘señor pirotecnic por començar la mascletà», frase que da inicio a cada mascletà durante las fiestas de las Fallas, y el pirotécnico ha hecho caso y se ha precipitado ya que estaba prevista para el final del acto. A la conclusión de las celebraciones, que se cerraron con un castillo de fuegos artificiales, plantilla y cuerpo técnico se desplazaron a un restaurante para celebrar el éxito conseguido.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa