McLaren y su "increíble" chasis en Mónaco que puede poner los dientes largos a Alonso

24.05.201718:29 H.

“Sobre el papel, creo que podríamos estar entre el sexto y el séptimo puesto. No estoy seguro de que Ferrari vaya a ser una amenaza”, decía Éric Boullier a las puertas del GP de Mónaco de 2016, donde McLaren-Honda se dio de bruces con la realidad cuando Fernando Alonso acabó sufriendo para entrar al último puesto de la Q3. No sólo rodaron lejos de la cabeza, sino que otros equipos más modestos como Force India hicieron gala de un mejor agarre en las curvas. A la vista del optimismo inicial, supuso un ‘fiasco’ en varios frentes.

12 meses después, McLaren ha vuelto a desempolvar la euforia antes de Mónaco, amparados en las buenas sensaciones que empieza a transmitir el chasis. Boullier llega al punto de afirmar que las mejoras de España fueron claves para que Alonso fuera séptimo en clasificación. “No es una fantasía que ya estamos en la zona media”, afirma con confianza. Este fin de semana esperan otro salto hacia adelante con más mejoras sobre un trazado donde sí pueden camuflar las carencias de Honda. La gran incógnita, y quizá reveladora para el resto del Campeonato, es si todo se volverá a ir por la borda en cuanto pisen el asfalto.

¿Y si el chasis fuera muy bueno?

Los circuitos urbanos como Mónaco y Singapur son ya la quintaesencia de la euforia en McLaren, que siempre concibe sus curvas lentas y reviradas como una ocasión de oro para mostrar las bonanzas de su chasis frente a los problemasde Honda. Eso es lo que dicta la teoría, pues la práctica no siempre ha arrojado semejante conclusión. Si en 2015 no mostraron una mejora drástica en ninguno de los circuitos, el pasado año se quedaron apenas al límite de los diez primeros cuando incluso soñaban con ganar a Red Bull. Pero hay señales de que la historia en 2017 puede ser distinta.

En este frente juegan dos factores fundamentales. Por un lado, McLaren ha conseguido tener una correlación casi perfecta entre los datos del simulador y la pista, algo que fue una de sus grandes debilidades en los últimos años. “En España, con todas las mejoras, tuvimos un dato increíble del 95%“, confirma Boullier, que achaca esta ventaja a una importante reestructuración de las tareas internas. Así, McLaren consigue introducir piezas aerodinámicas por su cuenta con mayor agilidad y efectividad que en 2016, cuando aún arrastraban algunas deficiencias técnicas en este frente.

El otro tema está en cómo el nuevo reglamento ha beneficiado a McLaren a la hora de marcar la diferencia únicamente con el chasis. Boullier va más lejos y avisa que ni siquiera el déficit de potencia de Honda les despegará de la zona media hasta final de temporada. “Es un hecho que estamos ahí, y sabemos que en circuitos con menos sensibilidad de potencia podemos estar en los puntos”, destaca el francés, esta vez más modesto que en 2016, pero con un discurso que alienta esperanzas. En Mónaco, la situación puede ser muy distinta al ‘farolillo rojo’ que ocuparon hace pocas semanas en Rusia.

Mónaco, una (importante) carrera de transición

Sin mejoras de Honda hasta Canadá y con Jenson Button al volante, Montecarlo será una carrera transicional que vertirá algunos datos reveladores sobre la progresión del MCL32. Algunas de las estimaciones más optimistas se aferran al buen ritmo del MCL32 en el último sector de Barcelona, también con puntos de baja velocidad, para soñar con un buen resultado. En la otra banda surge el predecente de 2016, cuando McLaren también destacó en este sector y desde Mónaco hasta el final no demostró tener el chasis brillante que se llegó a imaginar.

Las mejoras que incorporará el MCL32 abren la incógnita de si aquel séptimo puesto de Alonso fue un hecho aislado o el inicio de la progresión que lleva meses exigiendo el asturiano. En una fase trascendental del Campeonato, dar señales de recuperación puede ser un mensaje directo para ganar su confianza. Boullier lo escenifica con un golpe de pecho. “No estamos aquí para estar séptimos. Lo siguiente que tenemos que pensar es: ‘bueno, sólo estamos séptimos'”. No hay que estar emocionados”. Que este inconformismo sea una realidad sí que delataría un cambio de tendencia en McLaren.

De España pudieron sacar más tajada

La reacción no sólo se espera en pista, sino también en detalles como las estrategias. En España, McLaren reconoció que pudieron haber sacado mejor partido al coche de seguridad y los incidentes para trazar una mejor estrategia con Alonso. En una carrera tan impredecible y cambiante como Mónaco, cometer errores puede tirar por la borda otro resultado clave para el Campeonato de Constructores, donde son ya el único equipo que todavía no ha puntuado. En este esquema también juegan un papel la agilidad en las paradas en boxes, un frente donde, sin embargo, McLaren es la antepenúltima más lenta de toda la parrilla, sólo delante de Renault y Sauber.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

La amplitud de variables para triunfar en Mónaco será una prueba de fuego para McLaren, que abarcará ese fin de semana dos grandes eventos del automovilismo mundial gracias a la brillante mano en el márketing de su nuevo jefe, Zak Brawn. Si Alonso llega a arrepentirse durante algún momento de no estar corriendo en las calles del Principado, es que efectivamente algo estará cambiando en McLaren.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa