Mapfre y el puente para que Carlos Sainz fiche por Renault en 2018

21.02.201705:00 H.

“La escudería tiene grandes planes de crecimiento para los próximos años, lo cual es un reflejo de nuestra estrategia como compañía. El patrocinio nos permitirá profundizar en la promoción de la marca y los valores de Mapfre a nivel mundial”. Y si Carlos Sainz está tirando del Renault, mejor. La empresa con sede en Madrid es el nuevo patrocinador de Renault Sport F1, escudería de Fórmula 1 que presentará su monoplaza para 2017 este martes y que espera, como Mapfre, que en la presentación del año que viene esté el piloto español.

[La aleta de tiburón vuelve a la F1: Sauber presenta el primer monoplaza de 2017]

Según fuentes de El Confidencial, la estrategia de la aseguradora es meter la cabeza este año en el Gran Circo y aumentar su apuesta financiera por el equipo de Enstone en el caso de que Sainz se vista de amarillo. La alianza es una muestra de confianza tanto por el pináculo del automovilismo como, sobre todo, por el piloto de 22 años. Sin Sainz, la implicación en Renault no será la misma (al menos, a día de hoy).

El último movimiento similar relacionado con un piloto español fue el de Santander cuando acudió a Ferrari unas temporadas antes de que lo hiciera Fernando Alonso. La táctica fue la de hacer de puente al asturiano y dar el salto posteriormente. En este sentido, el logotipo de Mapfre -el puente- es literalmente lo que representa en esta operación a la hora de unir las dos orillas (Sainz y Renault).

Con los grilletes de Red Bull

Durante esta temporada, la marca del rombo ya ha intentado el fichaje del actual piloto de Toro Rosso, pero el contrato blindado con Red Bull impidió salir de la organización energética. El interés llegó tan lejos que batió el ‘récord’ de precocidad a la hora de que Helmut Marko le ofreciera renovar a un canterano de Faenza. El caché y reputación de Sainz ha subido en este último curso tanto en la pista como en el paddock (y económicamente).

[Así se ficha a un piloto en la Fórmula 1]

“El objetivo es estar en un equipo grande y lo que más ilusión me haría es que fuera Red Bull. A partir de ahí, quiero abrirme el mayor número de puertas posibles”, señalaba no hace mucho Sainz a El Confidencial en una charla. ¿Red Bull? Salvo alguna catástrofe, su actual pareja de pilotos –Ricciardo y Verstappen– parecen tener el hueco asegurado (por eso Sainz deseaba salir ya en este mismo invierno, sabiendo que estaba bloqueado). Y Renault, aunque sobre el asfalto no lo aparente en la actualidad, debe ser considerado como un “equipo grande” por el presupuesto y planes que tiene en la F1.

Renault, un proyecto ganador

“Estamos al comienzo de un largo proceso. Los pasos que hemos dado, y continuamos dando, buscan asegurar un estable y alto rendimiento para estar al más alto nivel en los próximos años. Tenemos el objetivo de contar con cien personas más este año en Enstone, así como otras 30 en Viry (Francia). Esto no se logra en un momento, pero buscamos captar a los mejores entre los mejores en sus respectivos campos. Queremos estar entre los cinco primeros en 2017 y al año siguiente luchar regularmente por los podios. En 2020 aspiramos a los campeonatos con la mejor unidad de potencia y el mejor chasis de la parrilla”. Jerome Stoll, presidente de Renault Sport Racing, hablaba con esta firmeza el pasado verano.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Este año han contratado a Nico Hulkenberg y han mantenido al discutido Jolyon Palmer. Este movimiento beneficia a Sainz puesto que si rinde de la misma manera, el hueco para el británico no estará asegurado… y más si al madrileño le construyen un puente de 63 kilómetros, la distancia de Milton Keynes a Enstone.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa