Gayá se presenta a Marcelino para darle una victoria al Valencia

José Luís Gayá se dispone a conseguir su gol ante el Espanyol. Marta PerezEFE

El Espanyol cae en el último partido en casa de la temporada ante un Valencia que jugó a no perder

Jurado fue abroncado por el fallo ante el Barça y Caicedo tuvo minutos para despedirse

El Espanyol decepcionó en su último partido en Cornellà-El Prat de esta temporada. Los blanquiazules querían despedirse de su afición hasta el curso que viene con un triunfo y acabaron hincando la rodilla ante un Valencia que planteó muy poco sobre el terreno de juego, aunque eso le bastó para llevarse los tres puntos con un zarpazo inesperado de Gayá en el área rival. [Narración y estadísticas (0-1)]

Ni unos ni otros se jugaban ya nada en este partido. Los locales le echaron un poco más de ganas, por aquello de cerrar la temporada ante su público dejando un buen sabor de boca y la promesa tácita de que la campaña que viene será mejor que la que está echando el telón. El Valencia, mientras, saltó al terreno de juego centrándose más en no perder que en buscar el triunfo. Cosas del fútbol, acabaría por encontrarse con la victoria con una acción aislada.

La actitud de los dos equipos justifica plenamente que el Espanyol llevara el peso del juego durante todo el partido y que firmara una y otra vez ocasiones ante la portería defendida en esta ocasión por Jaume. Su falta de pegada, eso sí, le condenó a acabar la primera parte en blanco.

Marc Navarro, Gerard Moreno, quien llegó a pecar incluso de exceso de individual en una opción en la que el pase habría sido mortal de necesidad, y Hernán tuvieron opciones muy claras para inaugurar el marcador antes del descanso, pero las buenas actuaciones de Jaume, por un lado, y su falta de puntería, por el otro, les privaron del premio del gol. Por parte visitante, sólo Nani amenazó, levemente, la portería defendida por un Diego López que está cada vez más cerca de sellar su continuidad en el conjunto blanquiazul.

Gayá mató la inercia perica

Las cosas no cambiaron en la reanudación. En absoluto. A lo sumo, el Valencia se mostró incluso más inofensivo de lo que ya había hecho durante los primeros 45 minutos. El Espanyol, mientras, redobló sus esfuerzos en ataque, buscando un tanto que les permitiera cerrar el curso en casa con una victoria. Con todo, y pese a su aparente desidia, fue el Valencia el que acabó por inaugurar el marcador. Justo, cuando los locales estaban buscando con más ganas la portería rival. Gayá, con una gran acción dentro del área, anuló la oposición de David López y lanzó un disparo cruzado que se coló en la portería de un Diego López que no ocultó su enfado por la aparente desconexión de sus defensas.

No fueron los únicos que se llevaron una reprimenda sobre el terreno de juego. Mucho más sonada, en este caso, fue la que le tocó a Jurado, a quien los seguidores del Espanyol no perdonan, al menos por ahora, el error garrafal en el derbi ante el Barça que le permitió a Luis Suárez abrir el camino de la victoria azulgrana hace un par de semanas. Su cambio por Melendo se llevó a cabo bajo una sonada pitada. Poco antes había entrado en el terreno de juego un Caicedo que tuvo así la opción de despedirse de la que ha sido su afición en los últimos años. Su venta, casi asegurada, será un eslabón más del lavado de cara en profundidad que le espera al equipo este verano.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa