Escocia e Irlanda no se rinden y siguen retando a Inglaterra por el Seis Naciones

25.02.201721:34 H.

Escocia exprimió todo lo bueno expuesto en las dos jornadas iniciales y en una segunda parte pletórica desarboló a Gales (29-13) en la tercera jornada del Seis Naciones de rugby. Irlanda se hizo fuerte en el Aviva Stadium de Dublín, se pertrechó bien atrás y estuvo certera para llevarse la victoria ante Francia por 19-9, lo que deja al XV del Gallo fuera de la pugna por el título.

El XV del Cardo, que superó a Irlanda en la fecha inaugural y estuvo muy cerca de sorprender en París, se mostró mucho más compacto y acabó con su mala racha ante el equipo galés que se prolongaba ya durante una década. Aunque Finn Russell inauguró el marcador con un golpe de castigo al principio, Gales tomó el mando gracias a otro de Leigh Halfpenny y un ensayo de Liam Williams (m.22) transformado por el propio Halfpenny, quien abrió más hueco después para llevar el partido a un 9-13 al descanso.

El paso por los vestuarios fue nefasto para los visitantes. Cometieron muchos errores y Escocia, consistente y compacta, remontó y barrió a su rival entre el clamor de la hinchada en Murrayfield (Edimburgo). Un ensayo de Tommy Seymour, convertido por Russell, abrió el camino a la reacción el conjunto escocés, que selló la victoria con otro de Tim Visser a los 66 minutos. El acierto en los lanzamientos a palos de Russell hizo el resto. Escocia suma así su segunda victoria en la presente edición y acaba con las esperanzas de los galeses de ser protagonistas al enlazar dos derrotas.

Irlanda no permitió ni un ensayo francés (Clodagh Kilcoyne/Reuters).
Irlanda no permitió ni un ensayo francés (Clodagh Kilcoyne/Reuters).

Victoria de prestigio para el Trébol

Los verdes, tras comenzar la campaña con derrota en Escocia, ratificaron la progresión, sobre todo en cuanto a solidez, y superaron a los ‘bleus’, que acabaron el partido sin ensayo alguno. Ni siquiera el hecho de que Camille Lopez situara un 0-6 ante de los veinte minutos mermó un ápice el empuje de Irlanda, que consiguió irse al descanso en ventaja (7-6) gracias a un ensayo de Conor Murray y a la transformación de Jonathan Sexton.

Un par de golpes de castigo y un drop de Sexton, con lo que los irlandeses se situaron con una distancia de ‘seguridad’ (16-6) pese a los intentos de Francia, que como mucho consiguió recortar con otra anotación de Lopez (16-9). Paddy Jackson, que había reemplazado a Sexton, sentenció definitivamente el encuentro con un golpe de castigo a cinco minutos del final.

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa