"Es esa mirada tan suya. Jon Rahm te dice que lo va a meter y te lo crees"

29.03.201705:00 H.

En una habitación de un hotel de Nairobi había una persona que tenía claro que aquello no había terminado. Que sí, que era el número 1. Y que sí, que tenía cinco hoyos de ventaja después del ocho. Estaba claro que el paisaje no era un campo de amapolas, pero enfrente estaba Jon Rahm. Y si alguien tiene claro de lo que es capaz del golfista de Barrikacuando entra en el cuerpo a cuerpo, ése es nuestro protagonista en Nairobi.

“Te miraba con esa mirada tan suya y te decía: “Tranquilo, que esto va para dentro”. Es fácil. Lo he visto claro, cae de derecha a izquierda, no hay ningún problema. Igual el putt tenía cinco metros y, por supuesto, no siempre la metía, pero te lo decía con una mirada y una convicción que te transmitían paz y seguridad”. De aquellas miradas tuvo muchas hace tres años en Finlandia. La anécdota la cuenta Scott Fernández, su pareja en aquel Europeo Absoluto por equipos que conquistó España arrasando en la final a Irlanda con Jon Rahm como buque insignia.

Rahm “es pura seguridad”

“Jon tiene muchísima determinación. Te dice que lo va a meter y te lo crees. Te lo crees primero por cómo te lo dice y, por supuesto, porque después mete muchos de esos. Es pura seguridad”, asegura Scott poco después de aterrizar en España tras jugar la primera prueba del Challenge Tour en Kenia y antes de montarse en un coche camino de Cataluña para jugar el torneo inaugural del Gambito Golf, el circuito nacional.

Esa misma mirada del Europeo de Finlandia, y que algunos comparan con la de Seve Ballesteros, fue la que iluminó su cara este domingo antes de tirar el putt de birdie del hoyo 16. Iba dos abajo y sólo quedaban el 17 y el 18. No había otra que meter o meter para seguir vivo. Seguro que en su cabeza resonaron aquellas palabras: “Tranquilo, que esta va para dentro”. Y así fue. Putt de diez metros. Un purazo sensacional que aflojó las piernas del número 1 del mundo, Dustin Johnson. Jon, que ocho hoyos antes estaba a cinco de Johnson, se había colocado a uno…

“No tiene miedo a nada, es muy lanzado”

En Nairobi se celebró por todo lo alto ese putt, aunque con la tranquilidad del que sabe que aquello tan extraordinario ya lo había visto otras veces. Pocos conocen el animal competitivo que Jon lleva dentro como Scott. No sólo porque ha sido su pareja, sino porque también ha sido su rival en todos los campeonatos nacionales que han disputado como amateur. “No tiene miedo a nada, es muy lanzado y con los años ha ganado en paciencia. Lo tiene todo para ser el número 1 del mundo”, asegura Scott, un granadino del que se esperan también grandes cosas en el golf español, formado también en Estados Unidos (Iowa State) y con una pegada y hambre de gloria enormes.

Scott no conoce sólo la parte competitiva de Rahm. También ha visto de primera mano su otra cara, la que muestra cuando está fuera del campo. “Es un gran compañero. Coincidí con él en el pasado British Open y no ha cambiado nada, las mismas bromas, la misma persona. Recuerdo que en los equipos nacionales siempre estaba animando, era un gran motivador, siempre mandaba mensajes positivos. Es un tío que hace grupo y crea muy buen ambiente. En el campo es muy serio y competitivo y a veces, si no le salían las cosas, se enfadaba, pero siempre de una forma muy sana”, afirma Scott.

[Lea más noticias de golf]

Rahm viaja ahora de Austin a Houston para jugar este fin de semana el Shell Houston Open, torneo del PGA Tourprevio al Masters de Augusta donde ya figura como uno de los grandes favoritos al triunfo. Como para no serlo. Es cuarto en la FedEX Cup, segundo en la Race to Dubai y decimocuarto del mundo. Y encima, esa mirada…

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa