Chris Froome empieza a oler la sangre de Contador y Nairo Quintana

05.07.201721:58 H.

No se esperaba que se marcaran grandes diferencias, pero sí que esa última y dura subida que ponía el colofón a la quinta etapa empezara a poner a cada uno en su sitio. Así sucedió. Fabio Aruganó a lo grande, mostrando un tremendo poderío, mientras el gran favorito para ganar el Tour de Francia se enfundaba el jersey amarillo de líder. Chris Froome ya manda en la gran ronda, un escenario en el que se maneja a la perfección. Tal vez no esperaba estar ya en lo más alto del podio, con solo cinco etapas disputadas, igual que tampoco se esperaba que dos enemigos llamados a amargarle la vida empiecen a alejarse en la clasificación.

Fue una subida exigente la que puso el colofón a la quinta etapa y sirvió para comprobar que Froome está listo para alzar de nuevo los brazos en París. También para que el líder empiece a examinar a sus rivales para saber quién, o quienes, pueden hacerle sombra. Y por lo que vio en la subida a la Planche des Belles Filles, hay dos corredoers en particular a los que no ha visto a su mejor nivel: Alberto Contador y Nairo Quintana. Aru cambió de ritmo y fue imposible de cazar, pero Froome aprovechó esos contados kilómetros para sacar su fuerza y dejar claro que su estado es superior al de español y colombiano.

Los que darán guerra

En este tipo de situaciones, con ciclistas y equipos diseñando estrategias a la carrera, escrutando todo lo que sucede, estudiando cualquier mínimo detalle, Froome lanzó un mensaje que no dejó en muy lugar a Contador y Quintana. “Esta quinta etapa puso de manifiesto quiénes están en buenas condiciones”, recordando que cuando se lanzó a por Fabio Aru, sólo pudieron aguantarle Porte, Bardet y Daniel Martin. “Lo que nos indica quién está bien en la montaña y quién nos dará batalla”., enfatizó Chris. Excluyó a español y cafetero, refiriéndose simplemente a ambos diciendo que “las diferencias en la general no son significativas”. No les sentenció, pero a buen entendedor…

Con un equipo tan poderoso empujando, todo es más sencillo, es cierto. Hasta seis compañeros aparecieron en las imágenes en el último puerto acompañando a Froome. Algo preocupante fue escuchar a Contador tras cruzar la línea de meta, reconociendo que en un momento dado le flaquearon las fuerzas. Se sabía que no comenzaba el Tour en plenitud, pero tal vez ha llegado demasiado pronto el primer aviso negativo. Se encuentra a 52 segundos del líder, una diferencia que no es excesiva, pero que empieza a tener cierta relevancia cuando el que manda está en forma y se apellida Froome.

El fin de semana

Mientras Contador cedía 5 segundos en relación a Froome, Quintana entró en la línea de meta con 14 en relación al británico. En este primer contacto con la montaña se esperaba mucho más del escalador, al que se le abrieron algo las costuras en cuanto se empezó a empinar la carretera. Flaqueó de manera evidente el sudamericano, que achacó sus problemas al fuerte calor, también a los esfuerzos realizados en anteriores carreras disputadas. El líder tomó buena nota, aunque Nairo sacó su carácter y lanzó un aviso al gran favorito: “No es imbatible, le puedo dejar atrás…”. Será así, pero por lo visto este miércoles, no parece que se vaya a cumplir pronto esa máxima.

[Más noticas de ciclismo]

Alberto Contador, al menos es lo que expresó abiertamente, habla de los Alpes, un escenario que le gusta y en el que “podemos intentar algo”, subrayó. Pero hasta que llegue ese momento todavía queda mucho, demasiado. Antes de que aparezcan los Pirineos —próxima semana—, toca dar la cara de verdad este próximo fin de semana en el macizo del Jura, con un par de etapas que ya pueden empezar a dejar marcados a más de uno. Dos días con unas cuantas subidas y en las que el español deberá mostrar más solidez. Sobre todo porque ya ha empezado Froome a oler la sangre de sus enemigos…

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa