Adiós al gran día del Dakar: cancelada la etapa reina… "No sé dónde dormiremos"

10.01.201723:42 H. – Actualizado: 11.01.2017 – 00:43H.

“Este miércoles es la etapa reina del Dakar. Habrá mucha navegación, arena y calor… Espero poder firmar una buena etapa”. Joan Barreda, ganador de la octava etapa -su segunda en este Dakar, tenía la jornada novena marcada a fuego. Con cerca de 406 kilómetros cronometrados entre Salta y Chilecito y un 98% del recorrido fuera de pista, era el día para para marcar diferencias y tratar ‘milagrosamente’ de acercarse al podio y esperar si alguno de sus rivales pinchaban. Emoción, en cualquier caso. Sin embargo, este miércoles nadie competirá ya que la organización ha decidido suspender la etapa ante los derrumbamientos que han cortado carreteras e impedido que su caravana llegase el martes al vivac. Ha sido el alud más grande en la zona de los últimos 40 años.

[Disparate en el Dakar: el camión que fue a ayudar a su coche… con tres días de retraso]

“La carretera está rota, estamos sin ropa y no sabemos dónde vamos a dormir. Es todo un poco caótico”, comentaba Nani Roma tras concluir la octava etapa y ver el caos circulatorio que había. Este miércoles, el Dakar lo utilizará para reagrupar a los participantes en Chilecito y, sobre todo, para ofrecer ayuda a la población de Volcán que ha perdido a varios de sus vecinos por los derrumbes además de importantes daños materiales. El cielo está marcando el que iba a ser el Dakar más duro desde que se mudó a Sudamérica, pero cuando se van a cumplir dos tercios del recorrido ya se han debido anular dos etapas (sexta y novena), recortado a la mitad una (séptima) y 75 kilómetros de otra (octava).

[Por qué se suspenden etapas del Dakar si es una gran aventura]

Con estas noticias, las opciones de españoles como Joan Barreda o Nani Roma se desvanecen. Estando a 70 minutos del liderato de Sam Sunderland, Barreda había señalado: “No tengo nada que perder”. No tiraba la toalla y estaba dispuesto a poner toda la carne en el asador para ganar la etapa reina y esperar que sus rivales sufran algún percance. Tendrá que posponer sus planes para la décima etapa -si el tiempo lo permite-, de 449 kilómetros hasta llegar a San Juan. “Hay jornadas en las que se pueden marcar diferencias y voy a intentar prepararlas bien con el navegador y trabajar mucho para atacar con todos mis medios”, señalaba Barreda en una charla con ‘As’ este fin de semana.

[Nani Roma o ese molesto grano para Peugeot]

Todo el mundo sufre percances en el Dakar, así que es fácil perder tiempo. Un Dakar se gana en una mala etapa, no en una buena”. Qué palabras más sabias las que pronunciaba Sunderland, quien camina con pies de plomo, antes de conocer la noticia de la cancelación. El británico va a superar fácilmente el peor escollo del rally, un día de compleja navegación que, como Barreda, también estaba esperando Gerard Farrés: “Este martes he rodado todo lo deprisa que podía, pero en estas pistas de World Rally Car se me escapan las motos oficiales“, en las dunas y con el navegador, el de Manresa es experto y por ello todavía aguanta en quinta posición. Ahora, el de Himoinsa tendrá una oportunidad menos de asaltar el podio…

Mala noticia para Nani, buena para Loeb

Nani Roma, antes de conocer la decisión de cancelar la etapa, había explicado lo incómodo que iba en su Toyota al medirse con Peugeot en altura y por terrenos de WRC. Estaba deseando llegar nuevamente a las dunas para poder acercarse al liderato y al podio como lo había hecho previamente. “Ha sido una etapa verdaderamente mala. Durante la jornada de descanso, nuestra asistencia trabajó sobre el coche pero los cambios introducidos no han surtido apenas efecto. Hemos podido verlo en el enlace y en la segunda parte nos ha ido algo mejor. Pero tanto a Giniel (De Villiers) como a mí nos falta potencia en altitud, el motor (Toyota) no rinde como debiera. Quedan aún dos etapas difíciles por delante en las que pueden pasar muchas cosas. Hay que aceptar la realidad tal cual es. Rodamos a tope… Podríamos asumir muchos más riesgos, pero no nos sentimos lo suficientemente seguros para hacerlo…”.

En coches, el mayor beneficiado ha sido Sebastian Loeb, líder de la general y que ya se temía que ese primer puesto le iba a durar sólo un día temiendo la que se les venía encima tanto a él como a su copiloto, Helena, con Peterhansel pisándole los talones: La batalla con Stéphane está de lo más reñida. Rueda rápido y no comete errores. En fuera de pista logra ganarme tiempo… En cualquier caso, es una bonita pelea. No estoy seguro de que Belén, en el desierto, sea verdaderamente mi terreno. Me da bastante respeto, la verdad, sobre todo porque salimos antes que las motos y no tendremos trazadas que seguir, lo cual complica aún más las cosas. Daniel (Helena) tiene ahora mucho trabajo por delante para preparar la carrera, sobre todo el fuera de pista”, comentaba el francés nueve veces campeón del WRC.

[Clasificación de motos completa]

[Clasificación de coches completa]

Let’s block ads! (Why?)

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa