“The Walking Dead” podría haberse marcado la mayor jugarreta de su historia

Falta muy poco para el regreso de The Walking Dead. La popular ficción zombi de la AMC se despedía el pasado mes de noviembre con un capítulo de esos memorables. Millones de fans terminaban noqueados al ver la mordedura de un caminante en el costado de nuestro queridísimo Carl. Era el final para el hijo del sheriff… o una de las maniobras más finas de cuantas hemos visto en la televisión.

Corte de pelo de Chandler Riggs, cabreo del padre del actor por su despedida y un largo etcétera de reacciones del equipo. La serie parecía dejar claro que Carl había muerto, pero la cosa ya no está tan clara. Ya sabemos que el personaje volverá a tener su cuota de protagonismo en el episodio 8×09, pero podría no ser el último. “Él aún no está muerto“, afirmaba el mismísimo Robert Kirkman en palabras para ComicBook. Así, el autor de los cómics de The Walking Dead le daba valor a la extendida teoría de que Carl podría sobrevivir.

A día de hoy, las preguntas sobre el destino del hijo de Rick son muchas. Sobre el papel, lo normal es que el regreso de la serie suponga su despedida. Sin embargo, The Walking Dead podría marcarse una jugarreta de esas que hacen historia.

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa