Netflix asume el primer gran fracaso de su exitosa existencia

Tan acostumbrados estábamos a deshacernos en elogios hacia los aciertos de Netflix, que casi se nos hace hasta raro hablar de un estrepitoso desastre como el que la compañía acaba de vivir. Evidentemente, nadie es infalible. La compañía lleva mucho tiempo enlazando un éxito tras otro. de hecho, cuando The Get Down se presentó ante el gran público, lo cierto es que el proyecto apuntaba a convertirse en un nuevo acierto.

Baz Luhrman se convertía en un fichaje de excepción para ponerse al frente de la ficción. El director de Moulin Rouge o Australia prometía llevar su singular estilo a la gran pantalla, lo que requería una dotación presupuestaria por parte de Netflix cercana a los 120 millones de dólares para los 11 episodios que tendría que durar la primera temporada. Finalmente, la cosa terminaba acercándose a los 140, pero el interesante resultado final parecía hacer olvidar los excesos de la serie.

Sin embargo, The Get Down no ha conseguido conectar con la audiencia. Pese a funcionar a las mil maravillas, los espectadores de la plataforma que le daban una oportunidad no eran ni remotamente los esperados. Así, la cadena ha optado por cancelar la ficción, siendo la primera serie de Netflix cancelada tras una única temporada.

Verano de 1977. Nueva York es una ciudad decadente y vapuleada. Armados únicamente con juegos de palabras, bailes improvisados, algunos rotuladores y tubos de spray, esta panda de adolescentes del South Bronx sellará un pacto que irá creciendo y creciendo hasta cambiar sus vidas —y el mundo— para siempre.

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa