Hoy reivindicamos… “Cobra”

31

Psicópata.

No te acerques tío. Tengo una bomba.

Mataré a esta gente y haré volar el local”

John “Cobra” Cobretti.

Adelante. Yo nunca compro aquí”

¿Hace falta añadir más? En el año 1989, el bueno de Sylvester Stallone decidía poner un poco de orden en el asunto. Cuando el crimen se extiende como una plaga, el teniente de policía Marion “Cobra” Cobretti es el único remedio para combatirlo. La misión de Cobra consiste, por una parte, en detener a los seguidores de una secta de asesinos y, por otra en proteger a Ingrid, la testigo de un asesinato cometido por la banda. Con lo que no cuenta es con la existencia de un “topo” en el departamento de policía, que se encargará de informar del escondite de la chica.

32

¿Seis nominaciones a los Premios Razzie? ¿¡Es que hemos perdido la cabeza!? Seamos sensatos. Sylvester Stallone es un policía muy, muy duro que tha puesto su modo “molar” al máximo. ¿No es suficiente con esto? Pues os diré que Cobra lleva unas Ray-Ban tremendas, un palillo en la boca, una chupa de cuero y Sly está más “torísimo” que nunca. Por alguna razón, Cobra se cuenta como una de las cintas más pobres de la filmografía del genial actor. Sin embargo, resulta imposible no disfrutar de los 90 minutos casi autoparódicos que nos regala Cobretti.

La cinta alcanzó enorme popularidad en su día, pero todavía sigue mirándose con malos ojos por parte de muchos sectores. Queridos amigos, si no alternáis risas y aplausos mientras veis Cobra, es que es estáis vacíos por dentro.

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa