El día que Ving Rhames le regaló su Globo de Oro a Jack Lemmon por considerarse injusto vencedor

1

Ya falta poco para que la flor y nata de Hollywood se reúna de nuevo bajo el mismo techo. La entrega de los Oscar pone punto y final a una temporada de premios de lo más intensa. El tema de los galardones siempre ha sido de lo más intenso. Muchas de las grandes figuras de la industria luchan por conseguir un reconocimiento que grandes como Stanley Kubrick o Alfred Hitchcock nunca consiguieron. De hecho, este parece que será el año de un Leonardo DiCaprio injustamente obviado por la Academia a los largo de estos últimos años.

Así las cosas, nos ha venido a la mente el momento más sensacional que recordamos en una entrega de premios. Nos tenemos que remontar a la gala de los Globos de Oro de 1998. Esa noche, el público y los presentes se quedaban con la boca abierta ante un instante que quedará para la historia.

Ving Rhames será siempre recordado por su papel de Marcellus Wallace en “Pulp Fiction”. Lo que pasa es que el papel más premiado de Ving Rhames llegaría unos años más tarde, con la TV-Movie “Don King: Only in America”. El actor lograba el Globo de Oro, pero algo raro ocurría al subir al escenario. Rhames llamaba inmediatamente a Jack Lemmon para que le acompañase. El anciano Lemmon estaba nominado en la misma categoría que Rhames gracias a su papel en la adaptación de “12 hombres sin piedad”. Cuando Lemmon se ponía a su lado, Ving Rhames le entregaba el Globo de Oro.

“Es un honor entregarte esto a ti, Mr. Jack Lemmon. Es tuyo”. Los presentes no podían creer lo que estaban viendo. Rhames estaba dándole su Globo de Oro a Jack Lemmon, su ídolo de toda la vida. El actor consideraba que en ningún caso podían entregarle el premio a él, en vez de al gran Lemmon. Un gesto que quedará para la posteridad y que hoy hemos querido recordar.

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa