El día que Dolph Lundgren estuvo a punto de matar a Sylvester Stallone

86

Hasta hace poco, Dolph Lundgren era considerado uno de los grandes villanos del cine gracias a su papel de Ivan Drago en Rocky IV. El Expreso de Siberia acababa con la vida del legendario Apollo Creed y se enfrentaba con nuestro queridísimo Rocky Balboa en uno de los duelos más emblemáticos de la historia del cine. Duro combate el mantenido sobre el ring, pero que pudo terminar siendo mucho más real de lo que jamás habríamos imaginado.

Después de la tercera toma de golpes al acuerpo sentí un ardor en el pecho, pero lo ignoré. Más tarde, esa noche, no podía respirar muy bien y me llevaron a emergencias”, explicaba Sylvester Stallone. El actor se encontraba rodando en Canadá, pero la gravedad de su estado obligaría a trasladarle en avión hasta un hospital de Santa Mónica (California), donde permanecía ingresado en cuidados intensivos durante ocho días.

“Él me golpeó tan fuerte en el pecho que mi corazón se estrelló contra mi esternón y comenzó a hincharse. sin atención médica, el corazón hubiera continuado hinchándose hasta detenerse. Muchas personas que tienen accidentes de tráfico mueren así cuando los golpea el volante en el pecho, así que en cierto sentido fui golpeado por ‘un tranvía llamado Drago’”, concluía el actor.

Después de escuchar esto, cuando volvamos a ver Rocky IV sufriremos más, si cabe, los golpes que se lleva el Potro Italiano.

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa