El último extraño hackeo en Twitter “mata” a Britney y compromete la seguridad de Sony

britneyLa mañana del lunes, Britney Spears se levantó y se enteró de su muerte. La anunciaba la cuenta oficial de Sony Music Global en Twitter según The Guardian. A través de esta red social, Bob Dylan expresaba sus condolencias por la “muerte” de Spears poco después. Todo esto era un hackeo de OurMine.

OurMine es un grupo de hackers que se ha adueñado en el pasado de las cuentas de Mark Zuckerberg, Netflix, Marvel o WikiLeaks, entre otras miles, supuestamente para promocionar sus servicios de seguridad, según ha contado a Mashable, al mismo tiempo que compromete la seguridad cibernética de grandes empresas como Sony, que ya sufrió un hackeo tremendo en 2014, aunque no de OurMine sino de un grupo que se hacía llamar Guardianes de la Paz. OurMine insiste a Mashable en que no roba información cuando hackea y que su único objetivo es la autopromoción. Curiosamente, el mismo grupo de hackers desmentía esta información desde la misma cuenta de Sony en Twitter antes de que se reprodujera en más medios o retuits.

El hack, sin embargo, era de especial mal gusto, pues se producía un día después de la muerte de George Michael y a poco que termine un año que ha sido terrible para la música en cuanto a muertes. Por suerte, la falsa noticia no ha ido a más y Sony ha tenido el detalle de disculparse con Spears ysus fans por la confusión. Por su parte, una representante de Spears confirmaba que la cantante se encuentra “sana y salva” y esta acudía a Instagram poco después del hackeo para colgar un collage de ella con la frase “no subestimes el poder de Charlie”. Solo con humor se puede tomar una persona que la maten en internet, ¿no es cierto?

Don’t underestimate the power of Charlie’s 👼

Una foto publicada por Britney Spears (@britneyspears) el 26 de Dic de 2016 a la(s) 1:18 PST

La noticia El último extraño hackeo en Twitter “mata” a Britney y compromete la seguridad de Sony es de jenesaispop.com.

Notas recomendadas

Déjanos tu comentario, tu opinión importa